Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
River
Foto de @RiverPlate

RIVER PLATE

¿Lo llamarán en algún momento? El Mono Burgos se ofrece: «Dirigir a River es uno de mis sueños»

El exarquero sueña con ponerse el buzo del Millonario y conducir al equipo en el Monumental.

Cuando Marcelo Gallardo comunicó que no iba a renovar su contrato con River, la lista de nombres para ocupar el puesto vacante fue bastante extensa. Aunque con el paso del tiempo ciertos entrenadores se fueron bajando porque no estaban capacitados para soportar la presión. «Dirigirlo es uno de mis sueños», expresó el Mono Burgos que se postuló para que lo consideren en algún momento del futuro.

Burgos quiere cumplir su sueño

En la actualidad, el Mono Burgos se encuentra sin trabajo tras ser despedido del Aris Salónica de Grecia. «Es uno de mis sueños dirigir a River. De eso que no te quede ninguna duda porque es mi casa«, expresó en charla con ESPN F90. Aunque cree que no es el momento para andar manifestando en los medios sus intenciones. «A mí no me gusta molestar, no podés estar tirando piedras«, agregó.

El mensaje es claro. El exentrenador de Newell’s entiende que Martín Demichelis está con un contrato vigente, y lo mejor que puede hacer de momento es mantenerse callado y esperar su turno. Si en el medio le llega una oferta de otro equipo argentino o de uno del exterior deberá analizarla . En caso de que el desafío le parezca interesante, el DT armará la valija para sumar una nueva experiencia.

Su carrera como entrenador

Tras alejarse del cuerpo técnico del Cholo Simeone en el Atlético de Madrid, el Mono Burgos recibió un llamado para conducir a Newell’s. Las estadísticas señalan que su ciclo tan solo duró menos de seis meses. Porque a lo largo de 15 partidos se registraron cuatro victorias, seis empates y cinco derrotas. El golpe más duro fue la goleada por 3-0 que Rosario Central le propinó.

Al poco tiempo, el exarquero fue noticia nuevamente porque aceptó una oferta para sumarse al Aris Salónica de Grecia. Aquí se dio algo bastante particular. Debido a que tomó al equipo fuera de la lucha por el título y lo dejó en la tercera posición. No obstante, los directivos prescindieron de sus servicios cuando el club quedó eliminado en la fase de repechaje de la Conference League.