Connect with us

Hola, qué estás buscando?

POLÍTICA

El Gobierno admite la crisis: “Es probable que la inflación sea alta porque tuvimos una devaluación»

Desde el escenario del 9° Latam Economic Forum el secretario de Industria José Ignacio de Mendiguren reconoció que el Gobierno espera un salto de inflación producto de la devaluación aplicada el día posterior a las PASO.

José Ignacio de Mendiguren - inflación

El secretario de Industria José Ignacio De Mendiguren adelantó que el Gobierno nacional espera una inflación alta para agosto producto de la devaluación del 22% que se aplicó el día posterior a las PASO. Para este último mes, se espera un porcentaje por encima de dos dígitos

«Es probable que la inflación sea alta porque tuvimos una devaluación que es lo que nos pidieron, pero vamos a corregirla», indicó el funcionario respecto del ajuste en el tipo de cambio que fue solicitado por el Fondo Monetario Internacional. Se aplicó una vez pasada la PASO que definió a los candidatos que siguen en la puja por la Presidencia.

La inflación en los últimos meses

«Todos pedían devaluar, por suerte estuvimos firmes e hicimos lo que hicimos», agregó. La confirmación de un salto en la inflación se da una semana antes de que se conozca el índice de precios al consumidor (IPC) que elabora el Indec. El Gobierno se había entusiasmado con una desaceleración del ritmo respecto del resultado de abril que disparó la inflación al 8,4% mensual.

En junio y julio cayó al 6% y 6,3% mensual respectivamente. Sin embargo, la devaluación anunciada el 14 de agosto le imprimió a los precios una corrección que se verá reflejada ya en el indicador que se conocerá la semana próxima. Los economistas advierten que de acá a fin de año pueden haber dos ajustes del tipo de cambio más y prevén una inflación en alza.

De Mendiguren apuntó además al efecto sequía y su impacto en la aceleración de los precios que se produjo durante el año. Por otra parte, De Mendiguren afirmó hoy que el problema de la Argentina “es un modelo económico primarizado”. “Le vendemos al mundo lo que vale poco y le compramos lo que vale mucho», dijo.

“Para nosotros el problema es un modelo económico primarizado. Le vendemos al mundo lo que vale poco y le compramos lo que vale mucho. Exportamos por US$ 400 la tonelada e importa por US$ 1.100 y por eso caemos constantemente en la restricción externa”, explicó el funcionario. De Mendiguren afirmó que “si no se corrige que Argentina salga de la restricción externa permanente vamos a seguir moviéndonos la cola”.