Connect with us

Hola, qué estás buscando?

ESPECTÁCULO

La emoción de Virginia luego de que se confirmara que su hija se ganó una casa en Gran Hermano

La jugadora no pudo contener las lágrimas ante la importante noticia.

Desde que los familiares y amigos de los jugadores de Gran Hermano ingresaron a la casa, se supo que jugarían para ayudar a sus seres queridos que están en competencia. Sin embargo, lo que no esperaban es que el último en salir, apoyado por el público, se ganaría una casa. Luego de varios días de competencia, el martes por la noche se confirmó que Delfina, la hija de Virginia, fue la ganadora, y su madre no pudo contener las lágrimas.

Durante los últimos días, el público estuvo votando positivamente a los familiares y amigos de los jugadores, eligiendo quién querían que se gane la casa. Aunque eso no era todo, ya que, a su vez, a quién elija el público como el ganador, le dará el liderazgo al participante que venía a acompañar. Es por esto que, este premio era muy importante para todos dentro de la casa, porque definiría cómo sigue el juego de acá en adelante.

El lunes 13 de mayo ingresaron los familiares y amigos de los jugadores, y conocieron los detalles de su participación. Sin embargo, ese jueves ingresó Catalina con un sobre que decía que el ser querido de quién lo agarrara debía abandonar la casa. Furia fue quién lo agarró, por lo que Rocío, su amiga, tuvo que irse del juego en ese mismo momento.

El domingo, el público eligió que Aixa abandone la casa, y se llevó con ella a su hija Zoe. Posteriormente, el público siguió votando, y el miércoles se definió que Sol, la amiga de Florencia, y Mateo, el amigo de Nicolás, salgan del juego. El jueves fue el turno de Bautista, el líder de la semana, de elegir a un familiar para que se vaya de la casa, y optó por la Gata Noelia, amiga de Emmanuel.

De esta manera, quedaron cuatro seres queridos para la gala de eliminación del domingo. Pero para sorpresa de todos, solo quedaron eliminados Francisco, el hijo de Darío, y Franco, el hermano de Bautista. Es que, la definición final sería el martes, entre Delfina, la hija de Virginia, y Facundo, el amigo de Martín. Finalmente, Santiago del Moro anunció: «Quien se gana la casa y el liderazgo es… Delfina la casa, Virginia el liderazgo». Como era de imaginar, las dos explotaron en llanto y felicidad, festejando esta importante noticia.