Connect with us

Hola, qué estás buscando?

BOCA JUNIORS

«Es mi decisión»: el cambio inesperado de Diego Martínez que desató un conflicto con los jugadores de Boca

Una decisión imprevista de Diego Martínez desató un conflicto y enojo en jugadores de Boca: ¿Qué pasó?

Diego Martínez
Boca

Boca vive una crisis entre jugadores, director técnico y la mediación del presidente, Juan Román Riquelme. El origen del conflicto fue el cumpleaños de Darío Benedetto, tras el cual algunos futbolistas solicitaron atrasar el entrenamiento el día posterior, pero el DT, Diego Martínez, se negó y terminó castigando a Pipa y otros jugadores por su reacción en la práctica. Luego de la derrota con Platense, se dio otro cortocircuito que tensó la relación entre el plantel y el entrenador.

Inicialmente, Martínez iba a darles dos días de descanso al plantel y retomar prácticas el miércoles. Pero tras el mal partido ante Platense, decidió cortar un día antes y volver el martes, algo que molestó a algunos jugadores. “Es mi decisión. Hay que mejorar esto”, fue la intervención de Martínez en el chat grupal, según reveló el Diario Olé. Pero que puso de manifiesto el momento tenso entre las partes.

La palabra de Marcos Rojo

El otro foco de conflicto se dio por la expulsión de Marcos Rojo, que desencadenó rumores sobre una ruptura entre jugadores y DT. “Salí a hablar porque estaba escuchando lo que estaban diciendo. Sé cómo son las cosas acá y las acepto. Charlé con mis compañeros y el DT, se merecían mis disculpas y acepto que fue un error enorme. Nos está costando salir de la cancha de Boca e hice una tontería”, dijo Rojo en La Red, intentando aclarar la situación y el conflicto en Boca.

“La primera amarilla fue totalmente innecesaria, es un error enorme que a estas alturas de mi carrera no me puede pasar. Me fui expulsado a los 30 minutos y es difícil jugar con uno menos. Asumo toda la responsabilidad de la derrota que tuvimos y se lo dije a mis compañeros con mucha bronca y dolor”, dijo Rojo, que tomó la culpa del partido con Platense.

Además, el defensor bancó a Riquelme y Martínez. “Estoy muy cómodo. Con Román tenemos una relación muy buena, hablamos de fútbol, de la familia. Con el entrenador muy bien también, se han dicho muchas tonterías por eso salí a hablar. Diego Martínez es un gran entrenador. Desde que llegó que está trabajando mucho y tuvimos grandes momentos. Es una gran persona, nos estamos conociendo y me siento muy cómodo con él y su CT”.