La delegación de Argentinos Juniors volvió al país tras su partido suspendido en Venezuela

El Bicho, que no pudo disputar la vuelta de la Copa Sudamericana frente a Estudiantes de Mérida, retornó a Argentina.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/05/01/la-delegacion-de-argentinos-juniors-volvio-al-pais-tras-su-partido-suspendido-en-venezuela/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-01T08:17:27-03:00">mayo 1, 2019</time></a>

La delicada situación que se vive en Venezuela también impactó en el fútbol. Tal es así que el partido entre Estudiantes de Mérida y Argentinos Juniors por la vuelta de la primera ronda de la Copa Sudamericana que debía disputarse hoy, fue suspendido.

Como consecuencia, el elenco de La Paternal retornó a Argentina tras viajar durante la madrugada del miércoles. La delegación aterrizó en Buenos Aires cerca de las seis de la mañana. A partir de las 17:00, el equipo que dirige tácticamente Diego Dabove realizará un entrenamiento.

Esto se debe a que la crisis en el país vecino se profundizó tras la liberación de Leopoldo López, uno de los políticos opositores al gobierno de Nicolás Maduro. En las últimas horas, un grupo de militares se sublevaron para acompañar a Juan Guaidó, mientras que el reconocido presidente encargado de Venezuela afirmó que comenzó la “fase definitiva para lograr el cese de la usurpación”.

A raíz de ello, la Confederación Sudamericana de Fútbol tomó la decisión de postergar por tiempo indeterminado el encuentro entre el Rojiblanco y el Bicho por el desquite del certamen internacional nombrado anteriormente.

El comunicado que publicó CONMEBOL: “La Dirección de Competiciones de Clubes de la Conmebol, nota mediante a las Asociaciones Nacionales de Venezuela y Argentina, informa que la Conmebol, teniendo en cuenta el Artículo 33 del Reglamento de la Conmebol Sudamericana, ha tomado la decisión de suspender el partido #27 entre Estudiantes de Mérida (VEN) x Argentinos Juniors (ARG) por la Conmebol Sudamericana 2019”.

Dabove, entrenador de Argentinos Juniors, contó detalles de la estadía del Bicho en Venezuela. “Estuvimos bien dentro del hotel. El plantel estaba descansando porque tenía la mañana libre. La gente de seguridad nos da tranquilidad. La llegada a Venezuela la vivimos como un viaje de terror. Viajamos desde el aeropuerto al hotel por calles oscuras, una ruta angosta y fuimos escoltados por la policía militar. Hay muchas motos, Infantería, es raro venir a jugar acá”, confesó.

En cuanto a las señales para comunicarse con sus seres queridos, Diego reconoció: “Estaba cortada la señal de Internet, sabíamos lo que estaba pasando por nuestros familiares, y ellos sabían que estábamos bien porque se los comentábamos cada vez que podíamos”.