Gremio y Flamengo empataron en Porto Alegre por las semis de la Libertadores

La llave quedó abierta de cara a la revancha en el Maracaná.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/02/gremio-y-flamengo-empataron-en-porto-alegre-por-las-semis-de-la-libertadores/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-02T23:30:51-03:00">octubre 2, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-02T23:35:34-03:00">octubre 2, 2019</time></a>

Gremio y Flamengo empataron 1 a 1 en Porto Alegre por la ida de una de las semifinales de la Copa Libertadores. El conjunto de Río de Janeiro ganaba bien uno a cero pero se durmió sobre el final y Gremio se lo empató casi sin merecerlo. Néstor Pitana, árbitro del encuentro, tuvo mucho trabajo ya que tuvo que anular dos goles del Mengao luego de chequear con el VAR.

El primer tiempo comenzó con un Flamengo bien plantado en ataque sobre territorio de Gremio. El conjunto de Río de Janeiro salió de entrada decidido a marcar el tan ansiado gol de visitante para definir la serie en el Maracaná. El argentino Néstor Pitana realmente tuvo mucho trabajo luego de ser solicitado por el VAR varias veces en el Arena Do Gremio.

A los 20 minutos se rompió la paridad y todo era felicidad para los cariocas. Sin embargo, desde la cabina donde predomina la tecnología llamaron a Pitana para que revise la jugada. Luego de verla en detenimiento, el juez anuló el gol debido a que Gabriel Barbosa empujó a Kannemann en una acción previa al remate del extremo brasileño del Fla.

El VAR fue una pesadilla para los cariocas en el primer tiempo. Cinco minutos después, el Gabigol volvió a ser protagonista del juego. El delantero logró vencer al arquero de Gremio luego de una gran definición pero desde la cabina tecnológica de los árbitros volvieron a llamar al juez argentino. Pitana le volvió a anular un gol al Mengao producto de una posición adelantada de Barbosa.

Luego de los dos goles anulados, el visitante sintió el impacto. Flamengo cedió por primera vez en el partido la posesión de la pelota pero Gremio jamás supo encontrar los caminos para lastimar al conjunto carioca. En un primer tiempo muy interrumpido, el VAR volvió a pedir por la intervención de Pitana. En esta ocasión, fue por una dura plancha de Miche, que el árbitro argentino sancionó con amarilla luego de ver la repetición de la jugada. Luego de tantas polémicas se fueron al descanso 0 a 0.

El complemento extrañamente arrancó a la inversa. Fue el local quien se hizo cargo del balón y arrinconó al Fla con remates desde afuera del área. Sin embargo, el Mengao volvió a tomar el control del partido cuando abrió el marcador a los 20 minutos. El Gabigol Barbosa envió un excelente centro desde la derecha que Bruno Henrique conectó con la cabeza para vencer la valla de Gremio.

La alegría le duró poco al equipo de Río de Janeiro ya que sobre el final del partido llegó el empate de Gremio, casi sin merecerlo. Everton, de gran partido, envió un buscapié razante desde la derecha que Pepé aprovechó para inflar la red abajo del arco. Chequeo VAR mediante, Pitana terminó convalidando el gol y el encuentro terminó 1 a 1 en Porto Alegre.