Carlos Sainz habla de la pasión que heredó su hijo

"El Matador" cuenta como vivió el crecimiento de su hijo mientras confirmaba su talento conductivo que lo llevo a la F1.

El español Carlos Sainz es uno de los principales referentes del automovilismo español y mundial. Su paso por el Campeonato Mundial de Rally y sus dos campeonatos logrados en a especialidad, lo posicionan como la referencia de la especialidad y eso le permitió enfrentar el gran desafío del Dakar cuando abandono los “Derrapes”. Hoy el madrileño habla de su hijo Carlos Sainz Jr que heredó a pasión por el automovilismo y se destaca dentro de la Fórmula 1, lejos de la especialidad de su padre pero con la misma adrenalina.

«El Matador» recuerda que en su momento cuando Carlos Jr empezó a crecer y a demostrar su capacidad conductiva. Carlos pudo darse cuenta del talento que tenía y allí entendió que era bueno empezar a incentivar su pasión, la que su hijo estaba heredando y por la cual luego se podría ir abriendo un camino importante dentro del automovilismo mundial. Lejos de la disciplina que el experimentado piloto desarrollaba, el Rally mundial. El heredero del apellido se volcó a la pista y allí confirmó toda su capacidad.

Una de las principales situaciones que destaca «El Matador» es la opción de ver crecer a su hijo y entender que su profesión le impedía disfrutar de momentos importantes. Ha pesar de haber tenido algunos desencuentros con el, entendió desde un primer momento que Carlos Sainz Jr poseía un talento natural para manejar los autos de carrera en la pista. Allí empezó a darle el apoyo necesario para que pueda enfrentar las adversidades a las que él había vencido en su momento.

“En la época en la que corría el campeonato del mundo de rallys a lo mejor me iba una semana o dos, volvía dos días y ahí le pregunto a Reyes ‘¿pero cuándo ha aprendido esto?’ y me dice ‘no, ahora lo hace mucho mejor’. Yo soy muy crítico y he tenido cuidado de dos cosas. Por supuesto que le hubiese apoyado al máximo siempre, pero si es cierto que tratar de ver si tenía talento y facilidad es una de ellas y lo vi y me di cuenta de que tenía mucho talento y mucha facilidad. La otra cosa que me preocupaba era ver si le gustaba de verdad o no”, comenta Carlos Sainz.

“La relación de un padre y un hijo es complicada y en este caso, como no podría ser de otra manera, lo ha sido en ocasiones. En el mundo del deporte, una de las cualidades que tiene que tener un deportista es ser humilde y tratar de ir en ese día a día buscando y tratando de mejorar. El día que crees que eres un fenómeno te las van a dar todas en el mismo carril” concluyó la leyenda del Rally Mundial que también es un referente en el Rally Raid Dakar.

Compartir en: