El dolor de Martín Benítez con la gente de Independiente

El atacante que milita en Vasco da Gama relató cómo fueron sus últimos tiempos en el rojo

Uno de los jugadores que más prometía en Independiente era Martín Benítez. Hizo su debut muy joven e incluso Ramón Díaz quiso llevárselo para River en el 2013. Con el paso de los años fue convirtiéndose en un referente de la institución hasta llegar el punto de ponerse la mítica Diez de Bochini. Pero en el último tiempo su nivel fue decayendo hasta el punto de perder la titularidad. Finalmente en el mes de febrero tomó la decisión de marcharse a Vasco da Gama.

El jugador tiene un profundo amor por el club, por lo que sonó rara su partida. Pero todo tiene una explicación. En diálogo con Muy CAI relató el principal motivo de su partida fue el rechazo de la gente. “A lo último ya no estaba disfrutando. Mi relación con la gente no era la mejor y contra Fortaleza fui reprobado. Ser silbado me molestó mucho y ahí tomé la decisión de irme. Fue en ese momento cuando me puse firme. Necesitaba el cambio”, aseguró.

El partido al que se refiere es por la ida de la primera fase de la Copa Sudamericana. Pero el reproche ya venía de antes. La relación se fue desgastando hasta el punto que todo el estadio estalló. Benítez habló con lo Moyano y se llegó a un acuerdo con el club brasileño por un préstamo valuado en 200 mil dólares. Además se estableció una opción de compra de 4 millones de dólares por el 80% del pase. Esto quiere decir que es muy probable que el atacante regrese en el plazo de un año.

Para colmo, el cambio del volante no se dio como él esperaba. Es que justo se desató la pandemia de coronavirus y no tuvo la chance de poder desempeñarse en el fútbol carioca. “Acá pude jugar sólo dos partidos. Estuve mucho tiempo en Independiente y ahora quiero ver si puedo estar a la altura de otro club y de otro fútbol. Es loco, porque me costó tanto salir y ahora justo pasa esto”, explicó.

Por último tuvo palabras más que elogiosas para Lucas Pusineri, entrenador al que tuvo muy poco tiempo en Independiente. “No lo conozco mucho a Pusineri, pero rescato que es frontal y que va siempre con la verdad. Está generando un clima en el vestuario que Independiente necesitaba”, concluyó. Ahora Benítez espera que se reanude la actividad para poder demostrar que está a la altura de un fútbol tan exigente como el brasileño.

Compartir en: