"No me arrepiento de haberme ido de Independiente"

Federico Mancuello, exjugador de Independiente, recordó su salida del club.

En un momento, Federico Mancuello parecía destinado a convertirse en un ídolo de Independiente. El mediocampista se bancó años de lucha en el club y finalmente tuvo su reconocimiento. Pero después de alcanzar su mejor etapa y hasta jugar en la Selección Argentina, una lesión inoportuna se metió en su camino y lo dejó tecleando. Tanto que hasta tomó la decisión de irse de Independiente. Algo que, muchos años después, no lamenta.

“No me arrepiento de haberme ido de Independiente”, dijo Mancuello en charla con Frecuencia Fútbol. El exjugador del Rojo pasó por el fútbol brasileño y hoy juega en México con la camiseta del Toluca. Y a la distancia no se lamenta haberse ido de Independiente. A fines de 2015, decidió dejar el club y se fue vendido en más de 3 millones de dólares al Flamengo. Lejos de lo que parecía en su mejor momento con la camiseta del Rojo.

“Todas las etapas son de crecimiento profesional”, dijo Mancuello, que recordó la situación que llevó a que decidiera partir del club en el que se formó e inició su carrera. “En el momento en el que me fui no podía jugar bien porque no lograba recuperarme de una lesión. Me infiltraba todos los días para poder entrenar”, reveló el exjugador de Independiente, que sufrió una molesta lesión en los tendones peroneos de la pierna izquierda.

Mancuello jugó durante dos etapas en Independiente. En la primera, apareció como un juvenil sin poder asentarse en el equipo. Jugó 63 partidos y marcó cinco goles. En ese primer ciclo, integró el plantel que ganó la Copa Sudamericana 2010. Después de un paso a préstamo por Belgrano de Córdoba donde se reencontró con su nivel, volvió a Independiente y se convirtió en una de las grandes figuras del equipo, justo en una de las circunstancias más complicadas.

El zurdo fue uno de los referentes que guió a Independiente a primera división luego del descenso. Y una vez en primera, alcanzó la mejor forma de su carrera en el Torneo Transición de 2014, en el que marcó 10 goles en 19 partidos. En 2015 todo se complicó, pese a cumplir un sueño con el debut con gol con la camiseta de la Selección Argentina. A fin de año decidió partir rumbo a Brasil, primero al Flamengo y luego al Cruzeiro. Hoy, a la distancia, no se arrepiente.

Compartir en: