"Sentía que me faltaba": La confesión de un jugador que no pudo debutar en River

Jugó en las inferiores de River y llegó a entrenarse con la primera, pero no pudo debutar en un partido oficial con el Millonario "porque me faltaba".

Para los jugadores de fútbol, llegar a la primera de un club como River es un sueño. Difícil de cumplir, pero un desafío al que todos se quieren enfrentar. El caso de Judelín Aveska es particular. El haitiano llegó a River con la expectativa de poder convertirse en el primer futbolista de ese país en vestir la camiseta del Millonario. Y si bien realizó todo el camino hasta entrenar con la primera, no pudo jugar un partido oficial. ¿Por qué? “Tenía condiciones, pero me faltaba”, explicó.

“Soy un afortunado y agradecido a Dios de tener ese privilegio de haber pasado por River, dijo el marcador central que pasó por las juveniles del Millonario y hoy juega en el fútbol de Taiwán. “Tengo que agradecer al Tapón Gordillo que es una persona que admiro y me dio la posibilidad de cumplir con mi sueño. Mi sueño era ser profesional y poder vivir del fútbol”, contó Aveska en charla con TNT Sports.

El haitiano repasó su carrera en Argentina y aseguró que ahora, con el paso del tiempo, valora más lo que hizo en sus inicios con River. “Yo no era consciente del lugar en el que estaba. Cuando van pasando los años, uno se da cuenta de lo que es estar en River. Más allá de todo lo que pueda haber pasado, tengo muchos amigos en Argentina. La gente siempre me reconoce”, dijo el defensor, que hizo buena parte de su carrera en Independiente Rivadavia de Mendoza.

Aveska explicó por qué no llegó a jugar en la primera de River. “En el momento que yo estuve, alcancé un mes a estar en el plantel de primera. Pero después de las vacaciones, River necesitaba armar un buen equipo y era difícil que me quedara ocupando un cupo de extranjero. Y tenés que ser bueno. No es que no lo sea, pero sentía que me faltaba. Tenía condiciones, pero me faltaba experiencia. No estaban las condiciones para ocupar ese cupo”, recordó el haitiano.

Aveska firmó contrato por cinco años con River, pero encontró su lugar en el mundo en Mendoza. Me fui a préstamo a Independiente de Rivadavia y ya me quedé allá. Me compraron el 40% del pase y me quedé a cumplir el contrato”, recordó quien hoy vive en uno de los países modelo en la lucha contra el coronavirus. “Cuando hablo con amigos, no pueden creer lo que pasa acá. Son muy disciplinados todos. El mundo sigue hablando de Taiwán”.

Compartir en: