Seleccionaron a nueve investigadores del CONICET para integrar la Academia de Ciencias de América Latina

La Academia de Ciencias de América Latina (ACAL) seleccionó a 11 científicos argentinos, entre biólogos, bioquímicos, físicos y químicos, para que formen parte de su conglomerado de estudiosos. Nueve de los seleccionados son investigadores pertenecientes al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). La institución fue fundada en 1982 y se convirtió en el hogar de los premios Nobel Luis Federico Leloir y César Milstein. Su función es la de “promover y contribuir al avance de las ciencias para brindar soporte al desarrollo y a la integración de la región”.

“El objetivo general de la Academia es ser un medio de integración de las comunidades científicas latinoamericanas, basada en la alta calidad de sus integrantes, preferiblemente interesados en los problemas y en las realidades sociales de los países de la región”, afirmó Claudio Bifano, doctor en química venezolano y presidente de la ACAL, que tiene sede en Caracas. En total, los científicos argentinos seleccionados representan un tercio de los 35 nuevos miembros elegidos.

Entre los elegidos se destacan investigadores de diversas áreas de estudio y con importantes trayectoria, razón por la cual fueron seleccionados. Por ejemplo, la ACAL eligió al doctor Alejandro Schinder, un investigador del CONICET, presidente de la Fundación Instituto Leloir (FIL) y director del Laboratorio de Plasticidad Neuronal de la FIL. Desde hace más de 20 años estudia los mecanismos celulares y moleculares que regulan el desarrollo, la función de neuronas nuevas y la integración de estas en el hipocampo del cerebro adulto. Este proceso, según se pudo establecer hasta ahora, esta vinculado con el aprendizaje y la formación de nuevas memorias.

“Ser nombrado Académico de la ACAL significa una nueva posibilidad de estrechar lazos con colegas de la región para fortalecer las ciencias en Latinoamérica. Particularmente, en un momento tan crítico para nuestro país en que la ciencia no es prioritaria para el Estado, cuando en realidad es el verdadero motor que impulsa las economías del mundo desarrollado”, dijo Schinder con respecto a su reconocimiento. Otro de los seleccionados fue el doctor José Luis Daniotti, perteneciente al CONICET y vicedirector del Centro de Investigaciones en Química Biológica de Córdoba (CIQUIBIC) en la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba. Su área de estudio, desde hace dos décadas, es el metabolismo de lípidos que contienen azúcares, los cuales participan en patologías tales como enfermedades autoinmunes y el cáncer.

“Estoy convencido de la extraordinaria capacidad científica de nuestra región y que es imperioso reforzar aún más nuestros lazos para potenciarla”, celebró el científico. La doctora Fernanda Ceriani será quien lo acompañe, al también haber sido elegida nueva miembro. Esta científica fue la ganadora del Premio Nacional L’Oréal-Unesco Por la Mujer en la Ciencia 2011. A lo largo de su trayectoria se dedicó a estudiar los procesos moleculares cuyo rol es clave en el funcionamiento del reloj biológico del cerebro. Una disfunción de su parte podría relacionarse con ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, infecciones y obesidad.

Demás seleccionados son la doctora Rosa Erra-Balsells, jefa del Laboratorio de Fotoquímica y Espectrometría de Masa UV-MALDI en el Centro de Investigación en Hidratos de Carbono (CIHIDECAR). La investigadora se dedica a estudiar qué le sucede a una planta viva bajo distintas condiciones de cultivo, estudiar bacterias que la podrían afectar y dilucidar secretos moleculares del cáncer. El doctor Rafael Calvo, por su parte, también uno de los seleccionados, lleva 50 años estudiando las propiedades magnéticas de materiales. También Néstor Carrillo, jefe del Laboratorio de Estrés en Plantas del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), fue llamado a participar de ACAL, por sus estudios genéticos llevados adelante con el objetivo de desarrollar cultivos de alto rendimiento, resistentes a sequías o heladas.

El doctor Teodoro Kaufman, jefe del grupo de Química de Heterociclos en el Instituto de Química Rosario (IQUIR) y el doctor Mario Guido, jefe de grupo en el Centro de Investigaciones en Química Biológica de Córdoba (CIQUIBIC), ambos del CONICET, también pasarán a formar parte de la Academia. Sus estudios giran en torno a la síntesis de productos naturales complejos con posibilidades de ser aplicados en el control de tumores e infecciones; y los mecanismos bioquímicos de detección de luz en los animales, respectivamente.

La Academia de Ciencias de América Latina tiene por fin construir nuevas capacidades científicas en la región latinoamericana y propiciar la formación de jóvenes científicos. Además, “se propone generar conciencia sobre la importancia de la ciencia y de los científicos locales para el desarrollo social y productivo de los países latinoamericanos”, según comentó Bifano, quien, además de desempeñarse como investigador, es profesor en la Universidad Central de Venezuela y expresidente de la Sociedad Venezolana de Química.

<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/06/14/seleccionaron-a-nueves-investigadores-del-conicet-para-integrar-la-academia-de-ciencias-de-america-latina/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-14T08:19:10-03:00">junio 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-14T08:41:11-03:00">junio 14, 2019</time></a>