El Gobierno realiza una contratación directa al laboratorio Richmond por drogas para combatir enfermedades de transmisión sexual

La medida fue publicada este miércoles en el Boletín Oficial, aprobada por la ministro de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.
<a href="https://elintransigente.com/sociedad/2019/07/31/el-gobierno-realiza-una-contratacion-directa-al-laboratorio-richmond-por-drogas-para-combatir-enfermedades-de-transmision-sexual/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-31T08:48:40-03:00">julio 31, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-31T08:48:41-03:00">julio 31, 2019</time></a>

La Secretaría de Gobierno de Salud llevó adelante una contratación directa a laboratorios Richmond, para adquirir medicamentos necesarios para combatir enfermedades de transmisión sexual. La medida fue publicada este miércoles en el Boletín Oficial, mediante la decisión administrativa 644/2019, firmada por la ministro de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

De esta manera, el Gobierno adquirió medicamentos como Darunavir por 1.238.400 unidades de 600 miligramos y Ritonavir por 100 miligramos, 3.996.000 comprimidos, cápsulas o tabletas del medicamento Darunavir por 800 miligramos y Ritonavir por 100 miligramos, solicitada por la Dirección de SIDA, Enfermedades de Transmisión Sexual, Hepatitis y TBC.

Así, autorizaron al Secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, a aprobar la ampliación, disminución, suspensión, resolución, rescisión, declaración de caducidad y aplicación de penalidades al oferente, adjudicatario y/o cocontratante en la Contratación Directa por Exclusividad  24/19 de la Secretaría de Gobierno de Salud del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

Asimismo, la normativa detalla que “contra la presente medida se podrá interponer, a su opción, recurso de reconsideración dentro del plazo de 10 días hábiles a partir de su notificación o recurso jerárquico directo dentro del plazo de 15 días hábiles a partir de su notificación, en ambos casos ante la autoridad que dictó el acto impugnado, de conformidad con lo dispuesto por los artículos 84 y 90 del Reglamento de Procedimientos Administrativos”.

En este contexto, como publicó El Intransigente, la Fundación GEP procedió a la solicitud de información oficial en cuanto a las compras públicas, stocks y adquisiciones proyectadas por esa Dirección para mantener la provisión pública de medicamentos para VIH, Tuberculosis y Hepatitis C a nivel nacional. Según los datos, actualmente hay faltantes “en la medicación que integran los esquemas antirretrovirales utilizados por las 86.338 personas con VIH que se encuentran en tratamiento antirretroviral en Argentina”.

Según informan en su propio sitio web, dan cuenta de la “inexistencia de stock de efavirenz y de las combinaciones darunavir/ritonavir y  tenofovir/emtricitabina/efavirenz desde el mes de junio de 2019″, y anticipan la peor noticia: “Pudimos constatar que a partir de agosto no habrá disponibilidad de otros 15 medicamentos antirretrovirales. En los casos en los que no está iniciado el proceso de compra, resolverla de manera urgente demandará, por lo menos, tres meses”.

“Lamentablemente estamos comprobando que lo que se preveía cuando supimos del recorte que el gobierno hizo en el presupuesto de Salud para 2019. Las personas con VIH no están recibiendo sus medicamentos en los hospitales y centros de salud de las distintas jurisdicciones del país. El ajuste es inaceptable y viola los derechos fundamentales de lxs ciudadanxs que necesitan de un Estado activo para asegurar sus necesidades. El accionar del gobierno es delictual y premeditado”, advirtió Lorena Di Giano, directora Ejecutiva de Fundación GEP.