Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Acuerdo con el FMI: el proyecto «sin detalles» que enviará el Gobierno y cómo condiciona el aval del Congreso

El presidente Alberto Fernández y Martín Guzmán trabajan a contrareloj.

<


El Gobierno nacional continúa el trabajo bifrontal sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por un lado, desde el Ministerio de Economía dialogan a diario con Washington para cerrar los números finos del documento que pretenden firmar en las próximas semanas. En paralelo, la Casa Rosada afina la lapicera para armar la estrategia que permita que el Congreso avale el documento que presente Alberto Fernández. Si bien desde Balcarce 50 mantienen el hermetismo, se conoció que el proyecto iría “sin los detalles” del acuerdo, un reclamo expreso tanto de la oposición como del kirchnerismo duro.

De acuerdo a la información de la periodista de LN acreditada en la Rosada, Cecilia Devanna, el Ejecutivo nacional plantea presentar ante el Parlamento un proyecto que no incluya los pormenores del nuevo programa de facilidades extendidas acordado con el Fondo, sino los lineamientos generales que exige la ley para que el Congreso lo apruebe.  “Las medidas económicas para alcanzar las metas que exige el Fondo quedarían reservadas en un anexo de la ley”, informó la comunicadora. 

En los últimos días, el titular del Palacio de Hacienda se vio tres veces con el Jefe de Estado (viernes, domingo y lunes) para dialogar sobre múltiples temas, pero con el FMI como eje fundamental. Tras los cónclaves, desde Economía se animaron a señalar que “no va a haber mayores detalles hasta que se explicite el acuerdo” porque creen que “son temas demasiado sensibles para el país como para que se filtren antes de tiempo”. Primero, pretenden que se rubrique el documento final con el organismo de crédito. 

De este modo, la decisión del Ejecutivo nacional abre reparos sobre cómo podrían reaccionar los bloques a la negativa a los detalles que solicitaron. Juntos por el Cambio fue el primer espacio en reclamarle a Alberto Fernández y Martín Guzmán que expongan en el proyecto la “letra chica” del nuevo programa y “cómo” planea el Gobierno abordar el pago de la deuda de más de 45 mil millones de dólares. 

En tanto, en el propio oficialismo se mostraron resistentes a firmar la aprobación del acuerdo sin conocer los números finos que marcarán cómo impactará a los argentinos. El jefe del bloque de senadores del Frente de Todos, José Mayans, anticipó que no votarán el proyecto a libro cerrado y exigió “los detalles del acuerdo para saber en qué compromiso vamos a meter al país”. En tanto, desde el entorno del diputado Máximo Kirchner también se mantienen firmes en la decisión de plantear múltiples reparos sobre el acuerdo y, a priori, rechazarían el documento. El mismo camino seguirían los liberales y la izquierda, dos bloques menores. 

Cuándo se presentaría

Otras de las discusiones en agenda es cuándo ingresará al Congreso y si lo hará por Diputados o Senadores. Tras la advertencia de Mayans sobre las tensiones en la Cámara alta y el análisis de la mejor estrategia, se prevé que el proyecto ingrese por la Cámara baja que conduce Sergio Massa, donde el panorama parece ser un poco más calmo. El dato positivo que reúne la Casa Rosada es que los legisladores opositores anticiparon que darán quórum para debatir (pero no expresaron cómo votarán) y existen más chances de “convencer” a los parlamentarios “rebeldes” del oficialismo que plantearon la posibilidad de rechazar el texto. 

El Gobierno aún tiene un puñado de días para avanzar en las negociaciones para torcer esta decisión. En principio, se prevé que el proyecto no ingrese al Parlamento hasta después del 1 de marzo cuando el Presidente abra las sesiones ordinarias. No obstante, un puñado de jornadas antes habría novedades relevantes. “Entre el 24 y 26 de febrero, Guzmán podría firmar el acuerdo”, anticipó el periodista Eduardo Feinmann aunque su par Devanna se limitó a dar precisiones: “En Casa Rosada no dan fechas”. 

Un factor clave para saber cuándo podrían conocerse los detalles del acuerdo parten de las declaraciones de Gerry Rice, vocero del FMI. “No tengo una fecha específica de cuándo se llegará a un acuerdo con el staff. Pero será lo más rápido posible, estamos trabajando en este sentido”, expresó el norteamericano. Por lo tanto, mientras el Gobierno se mantiene hermético sobre la letra chica del acuerdo, avanza en el doble plano para firmar el programa final y convencer a los congresistas para que lo avalen. Se vienen horas claves.