Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

ECONOMÍA

Argentina y el FMI: ¿qué temas soluciona el acuerdo y cuáles aun están pendientes?

El economista, Hernán Letcher, explicó punto por punto el contenido del convenio.

<

El acuerdo que el Gobierno anunció con el FMI deberá debatirse en el Congreso y en ese marco, dos de las preguntas claves son: qué temas se solucionan con este convenio y cuáles se encuentran pendientes. Hernán Letcher explicó que «primero el acuerdo despeja los vencimientos que tenía la Argentina» y precisó que «son casi 20 mil millones de dólares en 2022 y otros 20 mil millones en 2023«.

En C5N, el profesional aseguró que «eran cifras imposibles de pagar» y por eso, destacó que «el acuerdo despeja esos vencimientos». Como segundo punto, afirmó que «aleja los eventuales defectos de un default» y en ese sentido, precisó el «aumento de dólares alternativos y aumento de la brecha». A su vez, anticipó que «sostenido en el tiempo eso puede significar presiones en los precios y presiones cambiarias tendientes a forzar una devaluación».

Además, indicó que «despeja la incertidumbre con organismos multilaterales de crédito» y recalcó que «particularmente con el Club de París», debido a que, «los acuerdos con estos organismos estaban atados al acuerdo con el Fondo», afirmó al tiempo que resaltó que «este acuerdo no incluye algo que generalmente el Fondo le reclama a los países miembros, una reforma estructural respecto de la cuestión laboral y previsional».

El no tener esas reformas «le permitiría a la Argentina recuperar dólares o mejor dicho los Degs con los que pagó en el transcurso del 2021 e incluso del 2022 al propio organismo», aseguró y recordó que «son los Degs que el organismo había emitido en el transcurso del año pasado y que la Argentina utilizó para pagar una partecita del crédito que tiene con el Fondo».

Por último, se refirió a «las metas concretas» y puso el foco en el deficit. En ese punto detalló que «2,5 debe ser en el 2022 y 1,9 en 2023» y sostuvo que «es una meta aparentemente cumplible» si la Argentina «recorta los gastos vinculados al Covid e incluye además, la segmentación de tarifas» para lo de los servicios públicos se realizará una audiencia pública el próximo 17 de febrero.

¿Qué no resuelve el acuerdo con el FMI?

«En primer lugar la dinámica del crédito y la revisión del organismo pone a la Argentina a tiro de default en los próximos dos años y medio», alertó Letcher y subrayó que «en cualquier momento de las revisiones trimestrales, el organismo puede definir que la Argentina ha incumplido las metas». Si esto llegase a ocurrir, la entidad «podría no otorgarle los fondos que empalman con los vencimientos que tiene la Argentina prácticamete en todos los meses de los 24 venideros».

«Tampoco resuelve la cuestión de la solvencia de la deuda», enfatizó y agregó que «la Argentina, en el mejor de los casos, podrá postergar los vencimientos de los próximos dos años dándole un plazo mayor de hasta 10 años». No obstante, marcó que «nuestro país no está en condiciones de generar los dólares suficientes para el repago de esa deuda ni siquiera en el plazo máximo».

«Eso significa que en los próximos años, indefectiblemente, tendrá que sentarse a la mesa para discutir la cuestión de los plazos», adelantó y añadió que «el acuerdo tampoco resuelve la cuestión de las sobretasas». «La Argentina hoy se encuentra pagando aproximadamente 4% del crédito con el Fondo», puntualizó y en contraposición afirmó que «podría estar pagando 1%». «Esto está relacionado con el monto otorgado a nuestro país», especificó.

En ese marco, consideró que «no se incluye una cuestión central» que es «la corresponsabilidad del FMI en la debacle económica de la Argentina en el 2018 y en el 2019», debido a que, remarcó que «el acuerdo no dice, no muestra la responsabilidad que tuvo el Fondo que vino a la Argentina a entregar los dólares para que aquellos, que habían hecho la bicicleta financiera en 2016 y 2017, se fueran de nuestro país con los dólares en el bolsillo».

«Tampoco resuelve las tensiones cambiarias e inflacionarias que se tuvieron hasta ahora», cuestionó y en consecuencia, sostuvo que «uno no puede esperar que la brecha se reduzca mucho más de los que hemos vivido en los últimos años y que además desaparezcan las tensiones cambiaras que sufrió la Argentina en el último tiempo».

Además, recalcó que «tampoco incluye la mejora del salario» , es decir, «que no se puede garantizar con el acuerdo que a los argentinos efectivamente les vaya bien» y aseveró que «eso dependerá de las políticas del Gobierno». Si bien volvió a señalar que «la meta del deficit fiscal es cumplible», resaltó que «la Argentina entregó la herramienta de la política fiscal» la cual «fue absolutamente trascendente para transformar la vida de los argentinos en los últimos 20 años». Para concluir el convenio «no incluye ninguna cuestión que signifique mejorar en términos progresivos la recaudación en nuestro país».