Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Axel Kicillof

POLÍTICA

¿Axel Kicillof 2023?: el plan del gobernador bonaerense de cara a las próximas elecciones

En medio de las críticas deberá relanzar su gestión y definir de qué lado del Frente de Todos se situará.

<


Si bien falta un largo año para las próximas elecciones, todas las agrupaciones políticas del país ya están craneando el armado de sus equipos en las distintas jurisdicciones. Uno de estos casos es el de Axel Kicillof, figura del Frente de Todos a quien vincularon con una posible candidatura a presidente, aunque no sería descabellado que se mantenga su aspiración a una reelección como gobernador de la provincia de Buenos Aires. ¿Está en los planes un “Kicillof 2023”?

Mientras lidia con los asuntos más urgentes y críticos de la coyuntura, el dirigente kirchnerista ya le da las puntadas finales al relanzamiento de su gestión, que tendrá lugar en la inauguración de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, y no disimula sus ganas de ir por un nuevo mandato, según consignó NA. Para esto último, será de gran importancia el “Plan 6×6” de “reconstrucción y transformación provincial”.

¿Fuego amigo K?

El “6×6” es un ambicioso plan con medidas priorizadas en todas las áreas de Gobierno y objetivos a seis años, lo cual no deja lugar a equívocos sobre la intención de Kicillof de ir por la reelección. Sin embargo, las aspiraciones del exministro de Economía nacional podrían chocar eventualmente con las de La Cámpora, que trabaja para consolidar el liderazgo de Máximo Kirchner en territorio bonaerense.

De esta manera, quedaría abierta la puerta para una posible candidatura a gobernador del hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. De hecho, el santacruceño ya dio el primer paso en esa dirección al asumir en los últimos meses como titular del Partido Justicialista (PJ) bonaerense, tras un arduo proceso en el que tuvo que enfrentar resistencias de algunos sectores.

Post derrota

Tras el revés oficialista en las elecciones primarias legislativas del año pasado, Kicillof conoció por primera vez el poder del fuego amigo K, aceptando a regañadientes el desembarco de Martín Insaurralde como jefe de Gabinete en reemplazo de su amigo Carlos Bianco. Frente a un intento de resistencia al viajar a El Calafate para reunirse con Cristina, el mandatario provincial no logró evitar el arribo del ahora exintendente de Lomas de Zamora.

Ser o no ser

Kicillof sigue definiéndose como “el kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires”, y de hecho su lealtad a Cristina Kirchner no está en duda. Pero a raíz del principio de acuerdo que anunció el presidente Alberto Fernández con el Fondo Monetario Internacional (FMI) empezaron a aparecer algunos atisbos de diferenciación, más allá de los conocidos a nivel nacional, como la ruptura del mandatario con Máximo Kirchner.