Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
FMI
Foto: NA

POLÍTICA

Bloque dividido: las alas del oficialismo con las que deberá hablar Germán Martínez por el acuerdo con el FMI

Uno por uno los sectores de la coalición gobernante con los que tendrá que dialogar el nuevo titular del kirchnerismo en Diputados.



Germán Martínez es el nuevo presidente del Frente de Todos en la Cámara de Diputados y su tarea principal será hablar con todas las facciones que conforman la coalición gobernante para lograr que el acuerdo con el FMI sea aprobado en el Congreso. Tras la renuncia de Máximo Kirchner como jefe del bloque, cuáles son los distintos sectores que integran el oficialismo.

Esta mañana en el ciclo Más Info de LN+, el periodista Gabriel Ziblat remarcó que «Germán Martínez tendra que trabajar codo a codo con Máximo Kirchner, que es el referente de La Cámpora» y agregó que la organización kirchnerista «tiene unos 16 diputados». Además, indicó que «si lo extendés a otros bloques afines al kirchnerismo más duro, el ala más de izquierda del Frente de Todos, estás hablando de entre 25 y 30 diputados».

Luego se encuentra el massismo y si bien señaló que «no son muchos los diputados», resaltó que «obviamente el rol de Sergio Massa (titular de la Cámara de Diputados) es clave». Al ser consultado acerca de por qué Massa no eligió al nuevo presidente del bloque, el comunicador explicó que «buscaban una figura que no se incline ni hacia un lado ni hacia el otro».

«Que no sea ni de Massa ni específicamente de Alberto Fernández», marcó y agregó que «pueda tener una interlocución directa con el sector de Máximo Kirchner». «Y si era alguien de Massa, muchos podían llegar a decir que iba a ser imposible que se sentara a negociar con Máximo Kirchner», contó aunque aclaró que «Massa y Maximo venían teniendo una relación muy aceitada».

«Pero eso se rompió con el FMI», aseguró y recordó que «venían trabajando juntos y Massa fue uno de los primeros en salir a decir que el acuerdo era bueno y que era el camino a seguir y Máximo terminó rompiendo y armando diferencias en el bloque». «No son los únicos», alertó y mencionó a los integrantes del «albertismo» como Victoria Tolosa Paz, Leandro Santoro, Eduardo Váldez, los legisladores «más cercanos al presidente» y que según sostuvo, «también están en ese bloque y hay que ver cómo juegan las diferencias con La Cámpora ahora».

El rol de los gobernadores, el sindicalismo y los movimientos sociales

Ziblat también se centró en los gobernadores y recalcó que «se quedaron bastante callados», ya que, si bien «salieron a bancar el acuerdo con el FMI», subrayó que «cuando Máximo anunció la ruptura no hablaron y se quedaron callados». Sin embargo, resaltó que «el presidente del bloque (Germán Martínez) sale de Santa Fe, por lo que hay que ver ahora cómo empiezan a jugar».

En ese sentido, afirmó que «los gobernadores tienen las discusiones internas con La Cámpora que viene creciendo en cada una de las provincias» y es por eso, «que tienen que mantener ese vínculo interno», aseveró. También se encuentran los movimientos sociales que «están bastante alineados con La Cámpora» aunque «también tienen sus diferencias», remarcó.

«No es lo mismo los referentes que están vinculados al partido de (Juan) Grabois que tiene 3 diputados en la Cámara Baja que aquellos que responden a Juan Carlos Alderete o los que son de Daniel Melendez, de Barrios de Pie, quien se mostró contrario a la decisión de Máximo Kirchner», puntualizó y agregó: «O el Movimiento Evita que está más cerca del albertismo».

Igual se encuentra el sindicalismo, ya que, «no es lo mismo Hugo Yasky que Sergio Palazzo», manifestó Ziblat. El primero es diputado del Frente de Todos y secretario general de la CTA (Central de Trabajadores de la Argentina) y el segundo también es legislador por el oficialismo y secretario general de la Asociación Bancaria. «Este es el crisol de espacios políticos que va a tener que administrar Germán Martínez», recalcó y «hay que ver si va a tener la autoridad para llevarlo adelante», concluyó.