Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Provincia de Buenos Aires

SOCIEDAD

Cocaína adulterada en Buenos Aires: cómo operaba la banda de “El Paisa” y qué personajes quedaron involucrados

La reconstrucción de los hechos permitió establecer la columna vertebral de la organización.

El caso de la cocaína adulterada en la provincia de Buenos Aires, que provocó la muerte de más de 20 personas y múltiples internaciones, abrió varias aristas. Una de ellas es cómo operaba la banda de Joaquín Aquino, alias “El Paisa”, el líder narco de Puerta 8, y qué personajes quedaron involucrados, como los “soldados”, los “satélites” y los “choferes” de la droga envenenada.

Acorde a lo consignado por Télam, “El Paisa” sería quien encabezaba la banda en al menos tres puntos distintos del partido bonaerense de San Martín. Cabe remarcar que éste es el principal sospechado de ser el dueño de la cocaína envenenada y sobre él ya pesa la expulsión de la Argentina a Paraguay, su país de origen, dispuesta por la Dirección Nacional de Migraciones. Pero por encima de Aquino habría otras figuras, que liderarían el narcomenudeo desde la cárcel.

Según la pesquisa de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), la banda “El Paisa” tenía distintos puntos de venta y éste se encargaría de recaudar el dinero proveniente de la venta de drogas. Para tales fines, y para evadir el accionar de la Policía y la Justicia, el sospechoso alternaba de viviendas, todas ellas ubicadas en el interior de la Villa Loyola, de la localidad de Villa Concepción, en San Martín.

En este sentido, la banda narco tendría una estructura conformada por los “soldados” que custodiaban los lugares de acopio de las drogas y a los vendedores; los “satélites” que alertaban sobre la presencia de personas extrañas; los organizadores de la fila de compradores; y los “choferes” que transportaban el estupefaciente y el dinero producto de la comercialización ilegal del mismo.

A quiénes respondería “El Paisa”

“El Paisa” ya estaba en la mira de la Justicia desde fines del año pasado, cuando la Procunar solicitó una serie de medidas para detener a una banda narco que operaba en Villa Loyola, Villa Sarmiento y Villa 18, todas del partido de San Martín. Se trata de un territorio que fuera dominado por el condenado como narco y excandidato a intendente Miguel Ángel ‘Mameluco’ Villalba, actualmente preso.

Asimismo, Aquino respondería a las órdenes de Max Alí Alegre, alias ‘Alicho’; y de Blas Adrián Gómez, apodado ‘Gordo Blas’, ambos detenidos en la cárcel federal de Villa Devoto por tráfico de estupefacientes agravado y tenencia ilegal de armas de guerra, entre otros delitos. A su vez, ‘Alicho’ sería uno de los capos narco de San Martín junto a ‘Mameluco’ Villalba y Javier Alejandro ‘El Rengo’ Pacheco.

Este último, fue detenido en mayo del año pasado en Parque Leloir por estar acusado de liderar la venta de drogas en el oeste del conurbano, lo que le habría permitido reunir una fortuna, aunque él asegura que es un empresario de la construcción. “Cuando cae uno, toma el poder el que le sigue. Después de ‘Mameluco’, cayó el hijo y luego diferentes cadenas”, dijo el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, en referencia a Aquino.

Por su parte, ‘Alicho’ y ‘Gordo Blas’ manejarían la organización criminal desde prisión, para lo cual contrataban un número indeterminado de personas, entre ellas los denominados ‘satélites’ y ‘soldados’. En tanto, para los investigadores, “El Paisa” actuaba como “segundo Jefe” y no solo compró varios inmuebles dentro de Villa Loyola para ir alternando de domicilio, sino que también expulsó por la fuerza a otros vecinos para apoderarse de sus viviendas.

Quiénes están por debajo de “El Paisa”

Debajo de Aquino estaría su “chofer”, Alberto Ramón Medina, a quien se lo vio en inmediaciones del domicilio de “El Paisa” a bordo de una camioneta, y que también fue detenido esta semana por orden del Juzgado Federal de Tres de Febrero, en función del requerimiento de la Procunar. A partir de Medina, entra en escena su supuesta pareja, Mónica Altamirano, otra de las detenidas como acusadas de integrar la misma organización criminal.

Lo mismo ocurriría con la también detenida e imputada Aldana Benítez, pareja de Aquino, y quien participaría del control de la venta de drogas en la Villa Loyola, donde los pesquisas localizaron una vivienda conectada por un pasillo con el domicilio de Medina y en la que se cree acopiaban las drogas que luego se vendían tanto allí como en Villa Sarmiento y Villa 18.