Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Aníbal Lotocki

ESPECTÁCULO

«Me arruinó la vida»: Una de las denunciantes de Aníbal Lotocki rompió el silencio luego de la condena

El cirujano, cada vez más complicado.

<

Ayer se conoció que el cirujano Aníbal Lotocki fue condenado a 4 años de prisión y a 5 años sin poder ejercer la medicina, debido a las múltiples denuncias que recibió debido a la mala praxis que ocasionó en distintos casos. Es por eso que Gabriela Trenchi se comunicó con «Nosotros a la Mañana», ciclo que conduce el Pollo Álvarez por la pantalla de El Trece, y rompió el silencio luego del veredicto de la justicia.

«Como no está la condena firme porque fue en primera instancia ahora viene el momento de las apelaciones. Habrá que ver si la cámara corrobora y deja firme esta sentencia, cambia el fallo y dice que es inocente o aumenta la pena. Pero esto no va a ser inmediato, puede demorar hasta tres años. Y como no es sentencia firme, Lotocki hoy puede seguir atendiendo», comenzó explicando Carlos Monti antes de darle la palabra a una de las afectadas.

«Yo inicié la causa y vengo luchando desde el 7 de agosto de 2015. Ayer estuve shockeada. Acá hay una persona que me arruinó la vida. No entiendo la decisión del señor juez, yo estoy esperando el escrito donde explique su resolución porque hay muchas cosas que no me cierran», explicó Gabriela Trenchi mediante una comunicación telefónica.

«Primero, que lo absuelvan por estafa. No sé cómo se llama cuando alguien te coloca algo en el cuerpo que vos no pedís, si es estafa, abuso o qué. O no sé si lo absolvió para quitar años y achicar la pena. Yo tengo estudios hechos en el Hospital Italiano y en la clínica Favaloro donde los mismos médicos me dicen que da miedo lo que ven, que es una bomba de tiempo. Me dicen: ‘que Dios te ilumine hasta cuando puedas vivir porque ese material (haciendo referencia al metacrilato) no se puede sacar’. Y resulta que yo ese material no se lo pedí», agregó totalmente angustiada.

Volviendo a hacer referencia al metacrilato, explicó que «en las cantidades que lo colocó es dañino para la salud. Yo no puedo caminar ni duermo de noche por el relleno que tengo en la pantorrilla. Por eso no entiendo la decisión del juez que de siete años y nueve meses que pide el fiscal lo haya bajado a cuatro; cómo lo absuelve de la estafa… Y no nombro la evasión fiscal de ahora a 10 años atrás. El señor trabaja en negro, cobra en dólares y vive como un rey».