Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Vero Lozano

ESPECTÁCULO

Pampito Perello recordó el comienzo de la relación de Vero Lozano y el Corcho Rodríguez: «Al principio fue difícil»

Pese a los altibajos, la pareja mantiene un matrimonio feliz.

<

En los últimos días, tras el accidente de la conductora mientras esquiaba en Aspen, se habló muchísimo de Vero Lozano y el Corcho Rodríguez. Esta mañana en el programa que conduce Carmen Barbieri todos los días por la pantalla de Ciudad Magazine, Sebastián «Pampito» Perello recordó cómo comenzó la relación entre la periodista y la ex pareja de Susana Giménez.

«En una foto del Corcho, Vero le puso ‘el reposo del guerrero, siempre a mi lado'», comenzó explicando el panelista y compañero de Estefanía Berardi. «Ellos están juntos hace muchos años. Es una pareja muy unida, con una hija hermosa. Se quieren mucho. Pero al principio fue difícil para Vero Lozano esta relación», agregó Perello.

«Él era el ex de una de las divas máximas de la tele, Susana, y ella tenía miedo de que la odiaran por eso. Fue complicado el comienzo de esta relación», aseguró el periodista. Cabe recordar que hace pocos días, Vero Lozano rompió en llanto al recordar cuales fueron las palabras del padre de su hija en el momento en el cual lograron reencontrarse luego del fuerte accidente.

«Cuando volvió Corchi al hospital, yo ya estaba en la silla, dando vueltas. Fuimos a un barcito que había por ahí, lo miré y me puse a llorar. Le dije: ‘Ay, perdón por esto’. No porque me sintiera culpable, pero estábamos en vacaciones, y ahí los dos nos pusimos a llorar y él me dijo ‘yo pensé que te habías muerto», explicó la conductora. Además, Vero Lozano también reveló cual fue la reacción de su hija.

«Le dije a la doctora que por favor necesitaba ver a mi hija. Hablaron entre ellos y finalmente pudo entrar. Le dije que estaba bien, le conté lo que había pasado… Ella muy amorosa y comprensiva me dijo: ‘Tenía mucho susto porque no sabía si te habías muerto o qué’. Ahí nos besamos porque no se podía quedar conmigo en el hospital, me dio su pulserita y ahí me subieron a una habitación», relató Lozano.