Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Patricia Bullrich

POLÍTICA

Patricia Bullrich redobló la apuesta y fue contra el fentanilo a pesar de ser un medicamento esencial

Fue acusada de difundir fake news sobre las relaciones de Aníbal Fernández con el narcotráfico.



La exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, redobló la apuesta frente a las acusaciones de los usuarios por difundir fake news y fue contra el fentanilo, a pesar de que revistas especializadas y médicos confirman que es un medicamento esencial para estabilizar a pacientes intubados. Así, fue más allá y se escudó en los casos de Canadá y Estados Unidos para repudiar la incidencia de la droga en Argentina.

“Estados Unidos, Canadá y México tuvieron una crisis muy fuerte con el fentanilo como estupefaciente y como cortador de droga. También como precursor químico”, afirmó la funcionaria en Radio Rivadavia. Sin embargo, volvió a caer en una argumentación errónea. Mariana Lestelle, médica y Directora Asociada del Hospital Provincial de Oncología Luciano Fortabat, explicó en Twitter que el fentanilo no es un precursor químico, sino “una droga opioide legal, buena para cuando está indicada en un ambiente médico controlado”.

Además, acusó nuevamente a Aníbal Fernández y a Sabina Frederic por “liberar la droga”, logrando como consecuencia que ciudades como Rosario sean epicentros de violencia, aprietes y extorsiones por parte de narcotraficantes. No obstante, a pesar de las insistencias de los médicos sobre la necesidad de la droga para tratamiento de pacientes, señaló que «la entrada del fentanilo a la Argentina es un antes y un después, porque es un nivel de destrucción y muerte que no conocíamos«, y lo comparó con la entrada de la heroína y el crack.

“Entró una droga que es mortal, que destruye vidas, que en Estados Unidos la compran por correo de a dos o tres pastillas. Hay 5000 laboratorios o cocinas que la venden. No les importa nada, no les importa la destrucción”, explicó. Para el caso de Argentina, Bullrich indicó que los narcos “se enteraron de este nuevo negocio” y que por eso decidieron empezar a producir con el narcótico.

Con respecto a lo que haría si estuviese al mando del Ministerio de Seguridad, la presidenta del PRO mencionó que realizaría “un control absoluto de estos opioides que destruyen familias enteras y vidas jóvenes y grandes. Tendría un control muy estricto. Si entraron 200.000 en 2020 y 1.300.000 en 2021, no diría que fue solo por la pandemia. Diría que pueden haber factores que pueden haber desviado una cantidad grande del fentanilo al mercado ilegal”.

Guerra política

Si bien se desestimó una guerra narco, se inició otra en el terreno político. Al comentar, Patricia Bullrich, que «en Argentina generamos una alerta cuando la DEA nos dijo lo que estaba pasando en USA y Canadá, para que no entrara al país», Aníbal Fernández le contestó por Twitter: “Cómo miente esta señora. La alerta fue de junio de 2019. En abril de 2019 un diputado justicialista pidió informes. ¿Se acuerda?”.

El ministro de Seguridad también publicó un video combatiendo los dichos de la funcionaria macrista, a quien no solo señaló por difundir noticias falsas sobre la importación del fentanilo, sino también por tener una trayectoria “cambiante y amoral” dentro de la política. De esta forma, en un intento por limpiar su imagen, fue contra ella para legitimar el aumento exponencial del fentanilo al país.

Mientras tanto, el drama del narcotráfico en Argentina sigue sin tener solución. Con barrios enteros dominados por los narcos, aprietes a pobladores y sobornos al poder político, poder y judicial, las drogas siguen creando nuevos adictos y víctimas. Por lo tanto, nuevamente la política vuelve a estar en el ojo de la tormenta, pero no hay normativas estrictas para cambiar de raíz una problemática que ya es común en la vida de muchos ciudadanos.