Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
FMI

POLÍTICA

El Senado convertirá el ley el acuerdo con el FMI en una sesión con el foco puesto en el kirchnerismo duro

Al igual que en Diputados, el Gobierno logrará que el proyecto se apruebe con la colaboración de la oposición y el rechazo de un sector interno.

<


El Senado de la Nación tratará este jueves en sesión especial el proyecto de ley para convalidar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la refinanciación de la deuda. Con la aprobación asegurada a partir del acuerdo mayoritario al que arribó un sector del Frente de Todos con Juntos por el Cambio, el foco de la jornada de hoy posará sobre cómo votarán los representantes del kirchnerismo duro

A partir de las 14.00 hs, la Cámara alta discutirá el proyecto que contempla la autorización de «las operaciones de crédito público contenidas en el Programa de Facilidades Extendidas” acordado por el Gobierno y el FMI para cancelar la deuda de 45 mil millones de dólares. El debate será posible a raíz de la decisión del bloque opositor de bajar al recinto para dar quórum, y luego,  votar a favor de la normativa.

De acuerdo al reglamento del Senado, deben pasar 7 días para que un dictamen firmado en comisión se trate ante el pleno del cuerpo. La excepción para que pueda debatirse sin cumplir ese período mínimo es hacerlo “sobre tablas”, para lo que se necesita el aval de dos tercios de los legisladores de la Cámara.

La oposición hizo respirar a Alberto Fernández

Si JxC no se presentaba en el recinto, la sesión debería haberse postergado para el próximo martes 22 de marzo, el mismo día en que Argentina tendría que hacer frente a un desembolso por más de 2.800 millones de dólares, un monto que el Estado no cuenta en este momento.

Cualquier contratiempo que demorase un puñado de horas la sesión implicaría para el país entrar en situación de cesación de pagos con el organismo -default-, lo cual podría desatar un golpe de mercado. En ese sentido, los senadores de la UCR y la CC-ARI descartaron la propuesta del ala dura del PRO de no dar quórum hasta que el Gobierno oficialice que no subirá las retenciones y hoy la autorizar para acordar con el Fondo será ley.

El rechazo del kirchnerismo duro al acuerdo con el FMI

Mientras que en el interbloque de Juntos por el Cambio no hay fisuras y el acuerdo es unánime para votar a favor, en el Frente de Todos se resolvió dar libertad de acción y el voto estará dividido, en una suerte de reflejo de lo que ocurrió la semana pasada en Diputados. En la Cámara baja, los representantes de La Cámpora y del kirchnerismo duro votaron en contra o se abstuvieron, y lo mismo piensan hacer 12 o 13 senadores cercanos a Cristina Kirchner, debido a la resistencia a convalidar el plan económico exigido por el organismo multilateral de crédito. 

En consecuencia, en la lista de rechazos están los cuatro senadores de La Cámpora que seguirían la decisión que tomó este espacio el último jueves, y la mendocina Anabel Fernández Sagasti, que aún no hizo oficial su postura, pero seguiría el mismo camino. A su vez, la nómina incluye a 7 legisladores que responden a la presidenta de la Cámara, entre ellos el neuquino Oscar Parrilli (Neuquén), quien será uno de los protagonistas al ser considerado uno de los “voceros” de la Vicepresidenta. 

Si bien una mayoría de senadores del Frente de Todos acompañará el proyecto, se dará la paradoja de que el Gobierno conseguirá la ley gracias al voto de Juntos por el Cambio. Se espera sea una jornada larga con extensos debates de los senadores donde plantearán su postura. Se prevé que el núcleo K cuestione -con dureza- los requisitos impuestos por el FMI, el resto del FdT remarcará que “no festejan” el acuerdo con el organismo, pero remarcarán la necesidad de hacerlo; en tanto que el interbloque opositor buscará dejar en claro que acompaña la negociación para refinanciar la deuda, aunque no respalda el plan económico del Gobierno.