Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania
Francisco Di Franco, futbolista argentino

BOCA JUNIORS

Guerra en Ucrania: la palabra de un exjugador de Boca sobre su dramático regreso a Argentina

El futbolista militaba en el Dnipro.

<

En el día de la fecha, el exjugador de Boca Francisco Di Franco concedió una entrevista con el programa de radio “Jogo Bonito” donde habló sobre su dramático regreso a Argentina desde Ucrania. Para dar contexto, el futbolista tenía contrato con el Dnipro hasta junio de este año. Pero en vista a la invasión de Rusia, fue liberado a la espera de que la FIFA resuelva su caso y el de sus compañeros.

Estas fueron sus palabras: “Hace 2 semanas que volví de Ucrania a Argentina. Mi representante está intentando arreglar con algún club pero todavía no hay nada concreto. Donde yo vivía en Ucrania fue relativamente tranquilo. Solamente hubo dos explosiones. Una me despertó y la otra la llegue a ver. Me vibró todo el departamento, en el momento quedé en shock y fue desesperante”.

Por otro lado agregó lo siguiente: “Cuando fue la explosión a las 5.00 hrs en Ucrania, me llamó alguien del club y nos pidieron que rápidamente vayamos allá. La orden era evacuarnos e intentar salir lo más rápido del país. De mis compañeros, ninguno está en el ejército. Se hablaba que podía haber guerra pero nos pedían que estemos tranquilos. Nos decían que las cosas no iban a llegar a mayores. Nosotros volvimos a Ucrania un día antes”.

Más de Francisco Di Franco

Otro punto interesante de la nota fueron los momentos en que Francisco Di Franco describió el miedo que sintió en Ucrania: “Siempre tuvimos el miedo y la desesperación que pueda pasar algo. Esa zona estaba relativamente tranquila. Tenía poca señal y batería. Cada tanto me iba comunicando con mi familia. Con el frío, era todo peor”.

Finalmente cerró con estas palabras: “El paso a paso para salir de Ucrania fue un caos. Nosotros salimos por Rumania. Luego de hacer 2 hrs de viaje, nos dijeron que cambiemos el rumbo y salgamos por Rumania. Tardamos 24 hrs en llegar a la frontera. Viví mucho nerviosismo y era imposible dormir. Fueron 3 días que no dormía y prácticamente no comía. A mis compañeros le pasaba lo mismo. Al final, cuando estábamos esperando en la frontera, tuvimos un poco de tranquilidad”.