Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Julián Domínguez

POLÍTICA

La amenaza de Julián Domínguez al campo para evitar el aumento de la harina

En busca de detener la suba del trigo, Julián Domínguez amenaza a los productores agropecuarios, con quienes ya negocia.

<


Durante los últimos días se rumoreó que el Gobierno nacional podría aumentar las retenciones al campo. Si bien esta medida no fue tomada, está dentro de los planes del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, que está trabajando en busca de frenar la inflación. Este pedido llegó de parte del presidente Alberto Fernández y le pidió que haga «todo lo posible» para que los aumentos no se trasladen al bolsillo de los argentinos.

Tal es así que el funcionario apareció en C5N amenazando a los productores agropecuarios en caso de que no acaten sus normas. «Si hay faltantes aplicaremos la ley de abastecimiento«, advirtió el dirigente que explicó que es casi inevitable la suba de precio de ciertos productos. En su explicación, remarcó que la guerra entre Rusia y Ucrania se llevó «el 30% del negocio global del trigo y subió los fertilizantes«.

Más allá de esto, el problema en Argentina es previo a la guerra y ahora buscan revertirlo. Para ello Julián Domínguez comenzó a negociar con «11 empresas de las cuales 8 comercializan el 95%» de la producción. Con esta revelación el dirigente aclara que «no afectará al pequeño productor sino a las empresas globales» que manejan gran parte del rubro agropecuario.

«El 70% de la comercialización está en manos de empresas globales. Es una contribución excepcional por el momento que atraviesa el mundo», reiteró el ministro que ya tuvo contacto con los empresarios para ponerle un precio máximo al trigo para el mercado local. Sin embargo, todavía no hubo acuerdo y se espera que para la siguiente semana comiencen con una postura más firme.

Julián Domínguez y Matías Kulfas vs el campo

Como si esto fuera poco, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, adelantó que buscarán retrotraer los precios del trigo a febrero. De esta manera, llegará a las góndolas sin los últimos aumentos aplicados aunque primero deben negociar con los productores y supermercadistas. Según sus declaraciones, hay un «componente especulativo» que hace aumentar por demás sus productos derivados.