Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alfredo Leuco

ESPECTÁCULO

«La persona más odiada»: Alfredo Leuco opinó sobre el rol de Vladimir Putin

El conductor se expresó de manera contundente en su espacio radial.

<

Aunque suele centrarse en las movidas políticas a nivel local, Alfredo Leuco también repasa la agenda internacional en su programa radial. De hecho, en su editorial más reciente por Radio Mitre, el comunicador se refirió al rol de Vladimir Putin por el conflicto que le planteó a Ucrania, situación que tiene atenta a toda la región.

Para comenzar, el periodista se refirió a los datos básicos del dirigente ruso: «Vladimir Vladimirovich Putin, tiene 69 años, y es la persona más odiada del planeta. Nos puso un misil apuntando a la cabeza de todos los que amamos la libertad y la democracia. En las Naciones Unidas, 141 países le exigieron que sacara sus garras ensangrentadas de Ucrania. Mientras tanto, Volodia, como le dicen sus familiares, siguió asesinando civiles con armas prohibidas y bombardeando ciudades frente al coraje que resiste del pueblo ucraniano y su presidente Volodimir Zelenski, ya convertido en héroe global. Su última salvajada fue bombardear dos escuelas y produjo 9 muertos. Hoy se acordó un cese del fuego temporario para dejar corredores humanitarios y evacuar civiles».

«Putin ya fracasó aunque al final logre apoderarse del gobierno de Ucrania. Será juzgado como criminal de guerra y por delitos de lesa humanidad por el Corte internacional de La Haya.Estamos ante un perverso sin moral ni escrúpulos. Goza con sus crueldades en el ejercicio del poder. Su estructura mental fue constituía por lo peor de la historia rusa. Por la angurria expansionista feroz de los zares y por un genocida de las dimensiones colosales de Stalin. Muchos lo comparan con un Hitler que tiene la mayor cantidad de ojivas nucleares de todo el mundo», añadió posteriormente.

Por otro lado, plnateó: «La opción más esperanzadora es la insurrección. Esto podría ocurrir porque ya se están evidenciando algunas grietas en todos los segmentos de la sociedad. En la base de la pirámide, los rusos de a pie nunca lograron un bienestar como en otras potencias. Hoy aspiran a vivir como les plazca y a una calidad de vida potenciada por las nuevas tecnologías y las ventajas del mundo capitalista. Las protestas en muchas ciudades de Rusia son la temperatura de ese tipo de sublevaciones civiles que fueron reprimidas con una ferocidad que tuvo como saldo una importante cantidad de presos políticos. Denuncian, por supuesto, que en las cárceles del régimen se violan hasta los más elementales derechos humanos.

«Esa erupción ciudadana podría aumentar a medida que crezcan las restricciones en el consumo. Pero en la cumbre de la pirámide social, los millonarios, conocidos como oligarcas, también están cuestionando a Putin porque las sanciones económicas les complican la vida y ven a Putin como un psicópata que no tiene otro interés que convertirse en el nuevo líder de una reconstruida Unión Soviética.Pero falta el principal segmento que podría derrocar desde adentro a Putin. Entre los propios militares crece el horror ante la falta de capacidad estratégica de Putin para conducir la guerra y por la cantidad de cadáveres que están arribando a Moscú. Hay errores militares evidentes y muy groseros. Pero también existe un fuerte cuestionamiento esa actitud agresiva como invasores que los alejó de cierta tranquilidad cotidiana y los acerca a posibles juzgamientos en tribunales internacionales», agregó.

A modo de conclusión, Leuco estableció: «Es conmovedora la resistencia ucraniana. Valientes defensores de su tierra, de su cultura y de sus familias. Están dispuestos a morir para evitar ser sojuzgados. Es una pelea entre David y Goliat. Las asimetrías en el poderío económico y militar son tremendas. Pero muchas veces, en la historia la esperanza vence al miedo. Y la libertad a los dictadores. En eso andan los ucranianos y los rusos amantes de la libertad. Todos contra Putin. Todos contra este criminal de lesa humanidad».