Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River

RIVER PLATE

¿Se dará? Tras quedar marginado en Boca, las redes estallaron con una posible llegada de Almendra a River

El volante quedó marginado del plantel de Battaglia.

<

Hace unos días, se produjo un nuevo escándalo dentro de Boca. Porque Agustín Almendra tuvo una fuerte discusión con sus compañeros pero especialmente con Sebastián Battaglia. Lo cual generó que sea apartado del plantel profesional, y se le busque un destino para que pueda continuar con su carrera. Esto provocó que en las redes sociales se dé un hecho particular. Algunos hinchas lo pidieron para River. ¿Será posible?

«Almendra arrancó la práctica jugando para los suplentes, contra los titulares. Jugó con una actitud de enojo y tuvo discusiones con compañeros«, reveló Tato Aguilera sobre el encontronazo en el entrenamiento. Lo cual generó que el entrenador del Xeneize intervenga para calmar las aguas. Tras percibir que la situación no cambiaba, lo invitó al volante a que se retirara. Este le respondió cuestionando su capacidad como DT.

De manera inmediata se dio una fuerte discusión, y el paso de las horas señaló que el Consejo de Fútbol decidió separarlo del equipo. Por lo tanto, Almendra tiene dos alternativas: hacer buen papel y pedir disculpas o pensar en un nuevo club. De hecho, San Lorenzo ya se anotó como candidato para captar sus servicios. Sin embargo, no se registraron contactos oficiales entre los dirigentes.

¿El interés de River?

Tras conocerse la novela, los hinchas del Millonario inundaron las redes sociales para realizar un particular pedido. «Lástima que volante como él nos sobran, pero yo a Almendra lo traigo a River ayer. Es crack«, expresó uno. Mientras otro fue un poco más directo. «Bienvenido Almendra, los hinchas de River te damos un abrazo solidario. Si ellos te odian, nosotros te abrazamos«, afirmó.-

Lo cierto es que el perfil del jugador no coincide en nada con lo que Marcelo Gallardo pretende a la hora de buscar refuerzos. Por ende, esto da lugar a que sea imposible su arribo. Además hay que considerar que entre los dos equipos no hay un diálogo fluido. Lo cual eleva aún más la vara. En consecuencia, la ilusión deberá quedarse en el plano de las ideas.