Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
FMI

POLÍTICA

Subsidios energéticos: cómo será la segmentación de las tarifas de luz y gas tras el acuerdo con el FMI

Una medida que traerá polémica a medida que vaya aplicándose.





banner

Ya es oficial el acuerdo entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el pago de la deuda de 45.000 millones de dólares. En este marco, desde el equipo económico de Alberto Fernández ya están trabajando sobre uno de los puntos clave del memorándum: los subsidios energéticos. De esta manera, aplicará una segmentación de las tarifas de luz y gas al menos durante este año y el próximo.

Dicha segmentación dará lugar a aumentos diferenciados para tres categorías de usuarios de los servicios de electricidad y gas, acorde a lo consignado por NA a partir de lo expuesto en conferencia de prensa por la portavoz de Presidencia, Gabriela Cerruti. Según lo acordado, la segmentación se aplicará según usuarios residenciales de mayor poder adquisitivo; beneficiarios de la tarifa social; y el resto de usuarios.

La primera categoría dejará de recibir subsidios al consumo energético en función de su plena capacidad de pago (10% del total de usuarios); en la segunda categoría, el incremento total en su factura para cada año calendario será equivalente al 40% del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) del año anterior; mientras que para el resto, la suba anual será equivalente al 80% del CVS correspondiente al año anterior.

En este sentido, durante 2022 y 2023 “no podrán contemplarse otros incrementos por encima de los topes previstos para las categorías de segmentación de usuarios B y C, si el Gobierno realiza una implementación exitosa del esquema de segmentación propuesto”. En tanto, “para 2022, se incluirán para el cálculo los incrementos aplicados durante todo el año calendario”, explicó Cerruti.

Cabe recordar que, en 2021, la suba del CVS fue del 56,4%. Si este año el porcentaje fuera similar, para los usuarios con tarifa social el ajuste sería del 22,5%, mientras que para el resto, en torno al 45%. A partir de este mes, comenzaron a aplicarse aumentos del 20% en las tarifas de gas en todo el país y del 22% en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA): ambos incrementos estarán contemplados dentro de las subas autorizadas.

Qué pasará con los usuarios no residenciales

La propuesta para los usuarios no residenciales contempla el pago de la tarifa plena para los “Grandes Usuarios de Distribuidor (Gudi)”, mientras que para el resto se procederá con una revisión tarifaria según lo definido en la audiencia pública, aseguraron desde el equipo económico a cargo del titular del Palacio de Hacienda, Martín Guzmán.

Así, se buscará impulsar un plan energético de mediano plazo que incluirá acciones tendientes a incentivar la inversión privada y pública para aumentar la generación y transmisión de energía; reducir las pérdidas en el segmento de distribución mediante mejoras en los medidores, la facturación y la cobranza y fortalecer la focalización y la progresividad de los subsidios energéticos, entre otras.

Los barrios del AMBA que están en la mira

Los cálculos oficiales estiman que una vez implementado el programa, se alcanzaría a unos 487.000 usuarios. Los barrios porteños que se verían afectados son Puerto MaderoRecoletaPalermoBelgrano y Núñez, una parte de Colegiales, algunas manzanas de Villa UrquizaRetiroSaavedra y Villa Devoto y una zona de elevado valor en Caballito. Allí estarían radicados unos 372.000, a quienes se sumarían unos 68.000 detectados en Vicente López y San Isidro y otros 48.000 residentes en 466 countries.