Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

«Tener un mundo sin nazismo»: Vladimir Putin justificó la invasión ante los rusos

Vladimir Putin sigue convencido de que lo que está haciendo en Ucrania es válido y así se lo hizo saber a su pueblo.

<

A pocos días que se cumpla un mes del inicio de la invasión de Rusia a Ucrania, Vladimir Putin sigue firme en sus convicciones. El Presidente ruso tuvo la posibilidad de dirigirse a sus compatriotas en un evento donde se celebró el octavo aniversario de la anexión de Crimea. El mandatario trató de justificar el ataque al país vecino y de esa manera contentar a los presentes.

Este viernes se celebró que Crimea pertenece a Rusia. Solamente allí se festeja ya que en Ucrania y Occidente lo califican como ilegal. Sin embargo fue una excusa para unificar el sentimiento y darle un espaldarazo a los rusos de parte del Kremlin. Los problemas económicos van en aumento. Las empresas, poco a poco, van yéndose del país e impacta en la imagen de Vladimir Putin.

Es por eso que tuvo algunas palabras para el público que se acercó al estadio nacional. «Para salvar a la gente de este sufrimiento, de este genocidio, esta es la principal razón, motivo y propósito de la operación militar que lanzamos en Donbas y Ucrania«, sostuvo el dirigente supremo de Rusia. Al mismo tiempo, indicó que su propósito es «tener un mundo si nazismo«, contó CNN.

Al mismo tiempo quiso llevarles tranquilidad a la población y defendió a los soldados rusos: “La mejor prueba es la forma en que nuestros muchachos están luchando en esta operación: hombro con hombro, apoyándose y si es necesario, protegiéndose como hermanos, escudándose con sus cuerpos en el campo de batalla. Esta unidad no la hemos durante mucho tiempo», aseveró.

El acto fue un tanto contradictorio ya que desde el Kremlin no dejaron en claro si fue grabado o en vivo. También aseguraron que los dirigentes del país invitaron a todos los trabajadores estatales. El requisito era tener una bandera de Rusia y además marcarse la «Z» blanca con el fin de demostrar que los rusos están a favor de la invasión. Entre ellos había maestros de escuelas.