Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Marcos Díaz
Marcos Díaz, arquero argentino.

BOCA JUNIORS

Tras la victoria ante Boca, Marcos Díaz no pudo evitar molestarse con un compañero de Huracán: «Peca de inocente»

El arquero y referente tiró un comentario para otro de los jugadores del «Globo».

<

Ya pasaron varios días pero en Huracán siguen de festejo: el domingo pasado le ganaron a Boca en La Bombonera por 1-0 y ese es un resultado más que importante. El «Globo» aprovechó los descuidos del Xeneize y lo venció en su estadio, lo que generó una alegría inmensa entre los hinchas. Sin embargo, Marcos Díaz no pudo evitar molestarse con un compañero suyo y aclaró la situación: «Peca de inocente».

¿Qué pasó? Matías Cóccaro, autor del único gol del encuentro, les pidió disculpas a los hinchas del club de la Ribera ni bien terminó de festejar. Y luego explicó el motivo: «No hice un festejo especial porque tenía amarilla y nunca sabés que puede pasar. Y después porque Boca es un club que respeto mucho, donde jugaba el Manteca (Martínez). Marcó mi infancia, es un club que le tengo mucho cariño».

«Siempre me sentí muy identificado con este club. Jugaron muchos uruguayos que marcaron mi manera de jugar: el Tanque (Silva), Manteca Martínez… Son ídolos para mí. Haber pisado acá… Yo tengo respeto hacia ellos y por cada club que jugaron ellos también tengo respeto», fue el descargo que hizo el delantero. Pero esa situación no cayó bien dentro del vestuario de Huracán y el experimentado arquero decidió hablar del tema.

El descargo de Marcos Díaz

En una entrevista concedida al medio partidario «Un Globo en Todas Partes», Díaz se refirió al gesto de Cóccaro y fue totalmente sincero: no le pareció correcto. «Nos sorprendió a todos, y la verdad no lo entendí, y no lo entiendo. Las razones que tiene se las respeto y está bárbaro. Pero también es chico, no deja de ser joven. Peca de inocente o de lo que le sale en el momento», manifestó el guardameta de 36 años.

En su rol como referente del plantel del «Globo», Marcos dejó un mensaje para Cóccaro y el resto de los jugadores jóvenes del grupo. «Hay cosas que uno lo tiene que guiar y decirle las cosas para que vaya aprendiendo. A él le salió eso por su ídolo, por su referente. No era el momento. Lo entiendo, lo hablamos, más que nada para corregirlo en un futuro», finalizó el arquero. La victoria ante Boca fue linda pero dejó consecuencias.