Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Marcelo Weigandt
Foto: captura.

BOCA JUNIORS

Video: el gesto de Marcelo Weigandt a los hinchas de River antes de irse del Monumental

El jugador de Boca se burló de los fanáticos del Millonario.

<

Desde que el árbitro Darío Herrera pitó el final del partido, se desató la locura en todo Boca. Mientras los hinchas celebraban en sus casas, los jugadores y el cuerpo técnico lo hacían desde el campo de juego del Monumental. El triunfo ante River significó una gran alegría e implicó una celebración que todavía continúa. Pero que tuvo un detalle que pasó por alto: el gesto de Marcelo Weigandt a los hinchas locales.

Ni bien terminó el encuentro, todos los futbolistas del conjunto azul y oro se juntaron en el centro de la cancha para festejar. Hubo gritos, cantitos, saltos y todo lo clásico de una celebración por triunfo en el Superclásico. Pero luego los fanáticos de River les empezaron a arrojar proyectiles cuando estaban yéndose a los vestuarios. Y las cámaras de la transmisión oficial registraron ese momento puntual.

Cuando se dirigía a los vestuarios, Weigandt vio que había hinchas mirándolo y se agarró las partes íntimas. Luego se retiró entre risas con sus compañeros. Todo Boca estuvo desatado: Marcos Rojo le tiró un palito a la gente. «Es muy lindo esto. En un momento los dejamos en silencio. Adentro de la cancha no me daba cuenta, pero cuando salí vi la gente que estaba bastante callada. Tenían tensión y se veía en el equipo», dijo.

El mensaje de Battaglia

Quien tuvo mesura en sus declaraciones fue Sebastián Battaglia, el director técnico del equipo ganador. «Son esa clase de partidos que nos gusta ganar, porque es el clásico rival. En el torneo anterior no habíamos tenido una buena actuación. Nos vamos muy conformes con el triunfo y con lo que hicimos. Éste es un partido bisagra. Ganamos un clásico hermoso, que la gente de Boca lo disfrute mucho», dijo el «León».

El entrenador no solo defendió el planteo de su equipo sino también la actitud de todos los jugadores en la cancha. «Salimos a jugar de igual a igual ante un rival que juega muy bien. Salimos a hacer lo que pensamos y a pelear el partido a partir de la mitad de la cancha. Arrancamos bien, después nos costó, y en el segundo tiempo salimos a jugar y pudimos complicar y hacerlo bien. Sabíamos que teníamos que aprovechar sus desatenciones», aseguró.