Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
El volante quiere volver al equipo pero todo depende de la decisión del director técnico. ¿El consejo de fútbol presiona para el regreso del jugador?

BOCA JUNIORS

Dura crítica para Riquelme por la situación que ahora atraviesa Battaglia con Almendra: «Es un apriete del consejo»

El volante quiere volver al equipo pero todo depende de la decisión del director técnico. ¿El consejo de fútbol presiona para el regreso del jugador?

Agustín Almendra manifestó que quiere regresar al plantel profesional de Boca. Y dijo que se decidió tras una charla con Juan Román Riquelme. Por eso, ahora Sebastián Battaglia atraviesa una encrucijada: ¿qué debe hacer? Antonio Serpa, periodista partidario del Xeneize, analizó el tema en TyC Sports y disparó contra los dirigentes del club de la Ribera por someter al DT a esta problemática: «Es un apriete del consejo».

«¿Qué quiere decir esto? Que Almendra tiene el indulto de Riquelme, y que si Battaglia revierte su postura irreversible, volverá a tener un lugar en Primera», reflexionó el cronista sobre las declaraciones recientes. Y tiró: «Toda la presión la tiene el técnico de Boca. Un técnico cuestionado por un muy mal arranque en Copa Libertadores que volvió a posar sombras sobre su gestión. ¿Es un apriete del Consejo? Sí, sin dudas».

«Battaglia dijo, el día que Almendra lo trató de títere, que si el jugador no era separado del plantel, sus días como técnico del club habían terminado. ‘Es él o yo’, les planteó a los integrantes del Consejo», recordó Serpa. Y agregó: «El propio Battaglia anunció públicamente la decisión sobre Almendra y, públicamente también, fue bancado por un Benedetto que habló por todo el grupo -aunque el consenso general no estuviera tan claro».

Las posibles soluciones

«¿Qué caminos le quedan a Battaglia? Caminos difíciles, en los que se requiere mucha personalidad», señaló el periodista. Y enumeró: «El primero: bancar su postura, no considerar a Almendra pase lo que pase en el juego y/o en los resultados. El segundo: irrse, si el Consejo le exige que lo ponga o hay un clamor popular pidiendo por el volante (difícil). Lo único que no le cabe es la marcha atrás».

Para Serpa, ya no hay vuelta atrás: «Hay cosas de las que no se vuelve, y si Battaglia vuelve a incluir a Almendra en el grupo perderá el crédito -poco o mucho- que tiene. Terminará dándole la razón a Almendra en cuanto a que lo manejan desde arriba». «Todo eso hicieron estos 45 minutos en Reserva. Todo eso hizo esa pelota obediente a la orden de Almendra que se clavó allá abajo», cerró.