Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Beto Casella

ESPECTÁCULO

«Un melanoma»: Beto Casella cruzó a Pablo Layus luego de que hiciera referencia a su aspecto, y habló de su salud

El periodista no dudó en hacer referencia a lo que está atravesando, luego de que el panelista de Intrusos hiciera un fuerte comentario.

<

Lo contó delante de cada uno de sus seguidores. Y es que sin lugar a dudas, Beto Casella es uno de los conductores más importantes de los medios de comunicación de nuestro país, y todo lo que hace o dice es noticia. Esta vez, el presentador de «Bendita TV«, el ciclo que se emite a través de la pantalla de Canal Nueve, habló de su salud.

«¿Qué se hizo Beto Casella? ¿O es mi tele?», fue el comentario de Pablo Layus en su cuenta de Twitter, iniciando la polémica. Como era de esperarse, la respuesta de su colega no tardó en llegar. «Un melanoma que hace que te tengan que agujerear la jeta para extirparlo. Tenés mi celular, podías preguntarme a mí», afirmó delante de sus seguidores.

Sin embargo esto no terminó allí, ya que el también cronista volvió a volcarse en el mundo 2.0. «Lo pregunté porque estás muy bien! Anoche te vi sonriendo y divirtiéndote mucho. No sabía que habías tenido este problema y si hubiera sabido te hubiera preguntado por WhatsApp. ¡¡¡Mi comentario fue de televidente!!!», comentó.

Poniendo paños fríos, Beto Casella contó en la red social del pajarito que habían logrado aclarar las cosas por privado, y que todo quedó en buenos términos. «Aclaramos todo con Pablo, por Whatssap. No tenía mala intención, como él dice. Lo mejor que podemos hacer es reírnos de estas cosas. Hay cosas mucho peores», finalizó.

Su relato

Cabe recordar que el año pasado, Beto Casella había dado algunos detalles de lo ocurrido. «A los que me preguntan que me pasó en la nariz que me ven con esta banda hace como un mes… primero les digo gracias por la preocupación. Les cuento que lo que parecía un granito, me encontraron un quiste. Un quistecito maligno. Es de esos que hay que extirpar porque no se sabe hasta dónde llegan o cuánto pueden crecer. Y extirparlo en mi caso significó hacer un agujero como de un balazo. ¡Entraba un dedo en el medio de mi nariz! Por suerte extrajeron todo», comentó.