Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca
Roberto "Pampa" Sosa, exjugador de Boca.

BOCA JUNIORS

No hizo ningún gol pero festeja: la «experiencia positiva» del Pampa Sosa en Boca

El exfutbolista repasó su etapa en el conjunto azul y oro y destacó lo que aprendió en el club.

<

Roberto Sosa llegó a Boca a mediados de 2002 como un refuerzo de lujo para la ofensiva del equipo. Tras su explosión en Gimnasia, pasó al Udinese de Italia y llegó con toda la jerarquía del fútbol europeo. Sin embargo, estuvo solo un semestre, jugó solo nueve partidos oficiales y se fue sin marcar goles. A pesar de todos esos condimentos, ahora el «Pampa» recuerda esa etapa como «una experiencia positiva«.

Consultado por el tema, Sosa mencionó que sus lesiones no lo dejaron tener el ciclo que esperaba en el Xeneize. «Yo estuve seis meses en Boca y lo recuerdo como una experiencia muy positiva. Me podrán decir: ‘¿Pero cómo? No hiciste ningún gol en seis meses’. La suma de mis minutos no llegan a ser cuatro partidos. Por cuestiones físicas, porque cuando llegué ya habían hecho la pretemporada…», manifestó el exfutbolista.

«El Mundo Boca no te espera. Viaja a años luz. Yo no logré ponerme bien físicamente para mostrar mi valor, pero es un mundo impresionante. No estoy para nada arrepentido, se dio así. Es parte de la vida y de mi parte deportiva», agregó el «Pampa». Tras su etapa en Boca, volvió a Italia y jugó en Ascoli, Messina, Napoli y Sanremese y se retiró en el FC Rapperswil-Jona de Suiza en el año 2011.

Más de Sosa

¿Que dijo el «Pampa» sobre el día a día en el conjunto azul y oro? Para él, el torbellino que implicar jugar en Boca lo descolocó. Pero al menos, entiende, pudo llevarse ese aprendizaje. «Tengo un recuerdo hermoso. El Mundo Boca es una aplanadora, un tanque de guerra. Lamentablemente, no me pude subir a ese tanque de guerra, pero lo recuerdo como una experiencia muy positiva», sostuvo en su charla con Bolavip.

«Tal vez lo que más me faltó en Boca fue Guillermo (Barros Schelotto). Él estaba lesionado. Tal vez hubiera sido otra cosa desde el punto de vista deportivo, pero repito, yo en Boca la pasé bien», sentenció Sosa. Barros Schelotto y el Pampa fueron socios y amigos en Gimnasia y Esgrima de La Plata en la década de los ’90 pero no pudieron jugar juntos durante esos meses en Boca por lesiones de ambos.