Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Carlos Bianchi
Carlos Bianchi, ídolo de Boca.

DEPORTES

Ischia contó la vez que Bianchi estuvo a punto de dirigir a River: “Hizo las negociaciones”

El Virrey tuvo la chance de elegir entre los dos equipos más grandes de la Argentina y un factor declinó la balanza.

<

No caben dudas que Carlos Bianchi es un símbolo de Boca y uno de los mayores ídolos de toda su historia. Sin embargo, el Virrey que ya había ganado todo con Vélez, pudo haber tenido un paso por nada menos que por River, una cuestión que reveló nada menos que Carlos Ischia, quien durante años fue la mano derecha del laureado entrenador.

En una charla con Infobae, Ischia comentó cómo se dio todo a finales de los 90, cuando se dio la llegada del DT al banco de suplentes azul y oro. “A mediados de 1998 me comentó que tenía dos ofertas para volver a dirigir en el fútbol argentino y nada menos que de los dos clubes más grandes. Le dije que obviamente hiciera lo que mejor le pareciera”, contó en primer lugar.

Luego el por entonces ayudante de campo de Bianchi dejó en claro que su intención no era sumarse al Millonario. “Le dije que yo a River no lo iba a acompañar, porque había tenido varios problemas con sus hinchas y no quería que se la agarraran con él por mí”, afirmó, recordando que por aquel entonces el Virrey había tenido una breve experiencia por el fútbol italiano, donde no le fue como esperaba.

Finalmente se terminó escribiendo la historia que ya es conocida. “Hizo las negociaciones del caso y fuimos para Boca, que era la propuesta que más lo convencía. Hicimos un gran trabajo y nos dimos el gusto de ganar todo. Fue inolvidable la primera Copa Libertadores contra Palmeiras como visitantes, donde me ubiqué detrás del arco para ir cantándole a Oscar Córdoba las características de los pateadores. Quedamos en la historia del club”, afirmó.

Fueron casi 10 años en los que Ischia fue la mano derecha de Carlos Bianchi, una dupla que lo ganó todo canto con Vélez como con Boca. En total fueron nueve vueltas olímpicas las que dieron hasta el momento en el que finalmente sus caminos se separaron. Hoy en día el Pelado es entrenador principal, pero su amistad con el Virrey perdura en el tiempo.