Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente

ESPECTÁCULO

Laurita Fernández contó que habló con Federico Bal tras su accidente: «Durante mucho tiempo»

La rubia dejó muy en claro que mantiene una gran relación con su expareja, y tuvo un gran gesto tras el peor momento.

Se trata, sin lugar a dudas, de una de las figuras más importantes del mundo del espectáculo nacional en la actualidad. Laurita Fernández ha sabido muy bien de qué manera ganarse el cariño de la gente con una simpatía y un talento único. Esta vez, la rubia fue noticia por lo que contó sobre Federico Bal, quien sufrió un fuerte accidente en Brasil.

Fue a través de un móvil con «Intrusos», el programas que conduce Florencia de la V a través de la pantalla de América TV, donde hizo referencia a la actitud que adoptó el conductor de «Resto del Mundo», tras lo sucedido. «Me alegra que tenga esa actitud. Siempre es mejor afrontar todo así. Supongo que eso lo va a ayudar a recuperarse mejor y más rápido», comentó.

Asimismo, aseguró que le escribió un mensaje. «Nos comunicamos muy poquito… porque cuando pasa algo así más allá de que haya sido pareja, es alguien que yo conocí durante mucho tiempo, a cualquiera que le pasara algo semejante y con quien yo haya compartido tantos años o cosas de trabajo también, le escribiría», afirmó Laurita Fernández.

La palabra de Federico Bal

Fue en el mismo programa, donde el hijo de Carmen Barbieri al llegar a nuestro país, habló de sus miedos después de semejante momento. «Tengo que ser sincero, y en un momento me asusté mucho. Tuve mucho miedo de perder el brazo porque estaba muy muy fea la cosa, y porque en un momento estaban todos los huesos sueltos, la sangre que salía para todos lados, y parecía que me estaba muriendo de a poquito», sostuvo.

«Estábamos en una isla alejada de todo, muy rústica, y en un momento me miré el otro brazo y dije ‘bueno, me queda uno, porque esté me parece que lo perdí para siempre’. Ahí tuve mucho miedo. Al principio respondí bien, no sé de donde saqué la tranquilidad, pero cuando pasaban los minutos y aumentaba el dolor, me asusté y me impresioné», finalizó.