Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Juan Román Riquelme
Fuente: Boca jr

BOCA JUNIORS

Un asesor de Conmebol le echó la culpa a Riquelme por los regalos a los árbitros: «Le dije que estaba prohibido»

Un integrante del equipo de trabajo de la confederación sudamericana mencionó al vicepresidente de Boca.

<

Desde que Always Ready denunció que los dirigentes de Boca les hicieron varios regalos a los árbitros del partido que los enfrentó el miércoles por la Copa Libertadores de América, se armó un escándalo. ¿Está bien o al límite la decisión que tomó la comision directiva azul y oro? Por lo pronto, un asesor de Conmebol no dudó y le echó la culpa a Juan Román Riquelme por todo lo sucedido: «Le dije que estaba prohibido».

Juan Carlos Lugones, el asesor de árbitros de Conmebol, rompió el silencio y dio detalles de todo lo ocurrido en la Paz. «Como asesor de árbitros, estuve en el vestuario con ellos. Cuando se fueron hacia el túnel, los policías que custodian la puerta me dicen que alguien me estaba convocando. Yo estaba apurado porque los árbitros estaban yendo hacia la cancha. Eran dos personas y uno era Riquelme», manifestó.

En una charla con el medio boliviano «Bolivisión», Lugones reveló cómo fue su contacto con el vicepresidente y coordinador del consejo de fútbol de Boca. «Me saludó cordialmente y me preguntó si podía dejar esos presentes para los árbitros, a lo que yo le dije que estaba prohibido, que no se puede hacer, que no es reglamentario, y mucho menos antes de un partido», sostuvo el asesor, en referencia a los regalos.

Más del asesor de Conmebol

«Ante la insistencia del señor Riquelme, que me dijo que no le interesaba si le daba los presentes antes o después del partido, lo que hice fue tomar los regalos y los dejé en la antesala del vestuario», explicó Lugones. Y agregó: «Los árbitros ya se habían ido. ‘Por favor, cuando usted quiera se los entrega’, me dijo Riquelme. Los tomé, los dejé, fui corriendo a despedir a los árbitros y luego subí al quinto piso a hacer mi trabajo».

A pesar de la polémica, Lugones mencionó que la terna arbitral no tuvo nada que ver y les sacó las responsabilidad. «Los árbitros del partido en ningún momento han escuchado ni visto de estos regalos. No sabían nada de este hecho porque ya no estaban en el vestuario y se estaban dirigiendo al campo de juego. Solo se enteraron cuando retornaron al vestuario cuando terminó el primer tiempo», aseguró.