Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Valeria Mazza

ESPECTÁCULO

El marido de Valeria Mazza contó un detalle de la salud de su hijo: «No puede hablar»

El hijo de la modelo sigue ingresado mientras se repone de un procedimiento quirúrgico algo doloroso.

<

El fin de semana pasado, Tiziano Gravier (20) fue víctima de un acto de violencia a la salida de un Boliche, en Rosario, en donde dos hombres lo atacaron. A raíz de la agresión, el hijo de Valeria Mazza sufrió una fractura en la mandíbula y tras la someterse a una intervención, su padre Alejandro contó un detalle sobre el estado de salud de su hijo.

“Ese día era el cumpleaños de la mamá de Vale, estábamos de festejo ese fin de semana. Los chicos habían llegado ese sábado a la tarde. después Tizi y Beni fueron a buscar a esas amigas y nosotros nos fuimos a dormir. Estábamos durmiendo cuando nos llamaron por teléfono, fue un llamado de las 4, 5 de la mañana que no querés recibir como padre», dijo el empresario remitiéndose a la noche de los acontecimientos en diálogo con «Intrusos».

“¿Quieren que los agresores estén presos?”, le consultó Florencia de la V. A lo que el esposo de la blonda replicó: «No, nosotros no queremos nada, la Justicia es la que tiene que actuar, cuando pasan estas cosas tenés tres alternativas: una no hacés nada, pero hay que denunciar; otra es actuar como un loco, que tampoco los extremos no son buenos; y otra es hacer la denuncia y esperar a ver cómo actúa la justicia».

Acto seguido profundizó en el estado actual del joven: «No puede hablar, yo no estuve hoy pero sé que durmió mas o menos, día a día siempre va a estar mejor. Lo que se ve, es lo del video. lo agreden sin decirle nada, también a Benicio. Es una agresión desmesurada, traicionera. Todo lo hemos visto y hasta hoy sabemos todos lo mismo. Al principio él me decía: ´yo no hice nada, por qué?'».

Cerca del cierre del del móvil, Gravier habló del rol de Valeria ahora que su hijo se está recuperando: «Estuvo acompañándolo permanentemente, es una madraza. Si Dios quiere, le den el alta hoy a ultima hora y ya ella va a poder hablar. El post operatorio en principio no puede comer, hay que intentar que no se infecte la boca. Los primeros diez días tiene que tomar líquido constante, y después intentar volver poco a poco a la normalidad, imaginábamos que serán entre 60 y 90 días».