Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Carlos Tevez
Carlos Tevez, nuevo entrenador de Rosario Central

BOCA JUNIORS

Carlos Lampe contó qué dijo Carlos Tevez en el vestuario de Boca tras la final de Madrid ante River

El arquero fue parte de aquel plantel del Xeneize que perdió frente al Millonario en la capital española.

<

A Carlos Lampe le tocó ser parte del plantel de Boca en los meses finales del 2018 y por eso vivió como un protagonista más la final de la Copa Libertadores frente a River. Como parte de aquel grupo, el experimentado arquero contó cómo se vivieron aquellas semanas y reveló qué dijo Carlos Tevez en el vestuario tras la derrota contra el Millonario en la revancha, que se disputó en la ciudad de Madrid.

«Nosotros pensamos que no fue lo mejor ir a España. Sabíamos que íbamos a sacar más ventaja jugando en la cancha de River, con su gente. Era un partido con mucha presión, que capaz la sentía más el equipo local», opinó Lampe. Y agregó: «Éramos conscientes que era imposible jugarlo en el Monumental, pero nunca nos imaginamos esa decisión, de llevarlo a Madrid. Nos sorprendió a todos. De lo que menos se hablaba en el vestuario esos días era de fútbol».

«Se hablaba del micro, de la sede, de dónde se podría haber jugado. No disfrutábamos del momento», rememoró Carlos. Y mencionó: «Ambos planteles eran muy buenos, con experiencia y carácter. Se vivió la presión de una manera normal. Cuando empezó el partido se notaron los nervios de ambos equipos. Estuvimos entrenando varios días allá y la gente fue impresionante. De la manera en la que se acercaban al hotel, era como si hubiésemos estado en Argentina».

Qué dijo Tevez en el vestuario

¿Qué faltó para que Boca sea el ganador? «Un poco de suerte», respondió Lampe en el Diario Olé. «Empezamos ganando y físicamente nos sentíamos bien. Pero necesitás una pizca de suerte. Quedamos con un hombre menos, pegó una pelota en el palo sobre el final. No se nos dio. Por ahí, al hacer el gol primero, nos fuimos quedando y metiéndonos atrás. Y River jugó muy bien, haciéndonos correr detrás de la pelota y eso nos desgastó», aseguró.

Y también contó cómo se vivió el después: «Fue un vestuario con muchas lágrimas, con mucho dolor. Muchos se imaginan un vestuario más caliente o más picante, que suele suceder. Pero este no fue el caso». «El que tomó la palabra fue Carlos (Tevez). Hizo hincapié en que habíamos dejado todo dentro de la cancha y que, a veces, eso no te alcanza. Fernando (Gago) también habló. Hicimos todo para ganarlo, entrenando a tope, estando predispuesto a jugarlo y hasta empezamos ganando», afirmó.