Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Sergio Romero
Agustín Rossi y Sergio Romero, arqueros de Boca.

BOCA JUNIORS

El entrenador de Sergio Romero lo compara con Rossi en los penales: «Están a la altura los dos»

Alejandro Santillán, quien trabaja con «Chiquito» desde hace varios años, habló de la disputa por el puesto en Boca.

<

Agustín Rossi es, en estos momentos, una de las grandes figuras que tiene el plantel profesional de Boca. Desde hace mucho tiempo que el arquero demostró estar a la altura del puesto y ahora le sumó el apoyo unánime de los hinchas. Pero Alejandro Santillán, entrenador personal de Sergio Romero, no le teme a la pelea por el puesto y avisó que Agustín no es el único experto en penales: «Están a la altura los dos».

A Santillán le preguntaron quién es mejor de los dos en los tiros desde los doce pasos y respondió con sinceridad: «Están a la altura los dos. Sergio lo ha demostrado cuando le tocó». Para explicar que «Chiquito» también conoce de penales, contó un detalle de cuando estuvo con él en Italia y cómo ve Romero este tipo de definiciones: una apuesta en la que el propio Alejandro terminó perdiendo.

«Vivimos juntos y compartimos muchas definiciones por penales, una fue Barracas Central contra Quilmes. Él se paraba adelante del televisor y me decía ‘Ale, va a patear acá’. ‘No, va a patear allá’, le contestaba. ‘Dale, te apuesto'», djo en TyC Sports. Y agregó: «Había una apuesta de plata y, bueno, perdí en todas. Me volví sin plata de Italia. Tiene mucha intuición para los penales».

Más de Santillán sobre Romero

«Romero es un gran profesional. Hicimos una buena previa antes de que llegue a Boca. Entrenamos desde el 25 de junio en el Tita Mattiussi, cuando tuvo el alta médica. La rodilla respondió muy bien. Entrenamos ese día que firmó con Boca y estaba óptimo. Tuvimos 30 entrenamientos bárbaros», sostuvo Santillán. Para él, Sergio ya está preparado para custodiar el arco de Boca como titular.

«Sergio nunca se quejó de la exigencia de los entrenamientos. Sí se ponía hielo por precaución, pero lo hacía en las dos rodillas. Más allá de los entrenamientos, Sergio es un arquero de partidos. Ahí se transforma. Si lo ponen el domingo, va a rendir muy bien», dijo Alejandro. Y cerró: «Charlamos todos los días. Está feliz por el lugar al que llegó, me cuenta que está cómodo con los compañeros, con el club, con el día a día. Físicamente está bárbaro».