Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Sergio Romero
Fuente: Twitter oficial Boca

BOCA JUNIORS

¿Está para jugar? El entrenador personal de Sergio Romero habló del estado físico del arquero de Boca

Mientras Agustín Rossi se aferra a su puesto en el equipo titular, «Chiquito» pelea por su oportunidad.

<

Hace algunas semanas, el Consejo de Fútbol de Boca sorprendió a todos y fue a buscar a un arquero en el cierre del mercado de pases. Tras no poder arreglar la renovación del contrato de Agustín Rossi, los dirigentes decidieron apostar con un refuerzo de peso y contrataron a Sergio Romero. Ya pasaron varios días de su presentaron y ahora la pregunta es: ¿está para jugar? Su coach habló del tema.

Alejandro Santillán, entrenador personal de Sergio, contó cómo lo ve para debutar en el Xeneize. «Romero es un gran profesional. Hicimos una buena previa antes de que llegue a Boca. Entrenamos desde el 25 de junio en el Tita Mattiussi, cuando tuvo el alta médica. La rodilla respondió muy bien. Entrenamos ese día que firmó con Boca y estaba óptimo. Tuvimos 30 entrenamientos bárbaros», dijo.

«Sergio nunca se quejó de la exigencia de los entrenamientos. Sí se ponía hielo por precaución, pero lo hacía en las dos rodillas. Más allá de los entrenamientos, Sergio es un arquero de partidos. Ahí se transforma. Si lo ponen el domingo, va a rendir muy bien», auguró Santillán sobre el ciclo de «Chiquito» en Boca. De todas maneras, todavía no se sabe cuándo será su debut en el arco.

Más de Santillán sobre Romero

En su entrevista con TyC Sports, Santillán contó cómo ve a Romero en estos primeros días como futbolista de Boca. «Charlamos todos los días. Está feliz por el lugar al que llegó, me cuenta que está cómodo con los compañeros, con el club, con el día a día. Físicamente está bárbaro», manifestó. «Chiquito» descartó varias ofertas de Europa para poder tener una chance en Argentina.

Además, el entrenador contó que Romero quiere atajar ya y lo explicó mejor con una charla que tuvo con él. «Él firmó con Boca el 8 de agosto. Ese día me dijo ‘Ale, quiero jugar el domingo’. Yo le dije: ‘Chiqui, ¿contra Racing?’. ‘Quiero jugar el domingo, Ale, espero que me pongan’, me decía a mí en confianza. Seguimos hablando de lo mismo, me dice que está para jugar, quiere jugar y espera la oportunidad, está preparado», aseguró.