Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Manteca Martínez
Manteca Martínez y Riquelme.

BOCA JUNIORS

Manteca Martínez reveló que le ofrecieron dirigir en inferiores de Boca: «Dije que no»

El histórico futbolista del conjunto azul y oro contó el motivo de su importante decisión.

<

Manteca Martínez dejó su huella en Boca en la década del ’90 y, a pesar del paso del tiempo, los hinchas lo siguen recordando. El delantero fue importantísimo para el conjunto azul y oro en aquella época y por eso es uno de los grandes ídolos históricos que tiene el club de la Ribera. Tal vez por eso Juan Román Riquelme lo convocó para ser entrenador en inferiores, aunque la respuesta fue negativa: «Dije que no».

En una entrevista concedida a «Sport 980», Sergio contó que pudo ser director técnico en el Xeneize pero no quiso. «En su momento me ofrecieron dirigir las Inferiores, pero fue todo muy rápido e improvisado y dije que no. Ahora que lo veo, está buenísimo, son todos exjugadores los que están, están todos los días juntos, parecen una familia. Capaz que si me llaman mañana y surge otra posibilidad, lo pensaría dos veces», comentó.

Además, habló de las charlas que tuvo con Edinson Cavani para lograr que su compatriota uruguayo se sume a Boca como refuerzo de jerarquía. «Yo lo quería ver con otra camiseta. Hice fuerza para llevarlo a Boca. Estuvimos cerca, pero bueno, por decisión de él no se dio. Se habló y no se pudo dar. Capaz que él tenía otras prioridades, y cuando decidió jugar en Europa, se desvaneció todo», manifestó.

Más de Manteca Martínez

«Jugar con la camiseta de Boca es más que Nacional y Peñarol. La presión la vas a tener siempre porque son todos cuadros grandes y siempre tenés que salir a ganar, pasa que en Argentina lo viven mucho más», señaló el Manteca cuando le preguntaron por lo que significa el Xeneize. «Cada vez pesa más la camiseta de Boca porque ya no ganás solamente con la camiseta. Hoy en día cualquier equipo te hace partido», aseguró.

El Manteca explicó que el día a día en el club de la Ribera es distinto a todo por la fuerte repercusión que se genera en todo lo que ocurra. «El tema es que la presión que se vive: al haber mucho más periodismo, es constante y todos los días. Tenés gente que te pega todo el tiempo. Y también tenés que tener cuidado con lo que hablás, porque todo lo que vos decís rebota para todos lados, ése es el verdadero Mundo Boca», argumentó.