Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Sergio Romero
Fuente: Twitter oficial Boca

BOCA JUNIORS

Un exarquero de Boca le dio advertencia a Sergio Romero: «Con la rodilla mal no puede atajar»

Un guardameta que pasó por el club de la Ribera analizó el momento que atraviesa «Chiquito» en el plantel.

<

Carlos Alberto Rodríguez fue jugador de Boca entre 1977 y 1982. En esos cinco años, disputó 112 partidos oficiales (101 como titular) y ganó tres títulos: la Copa Libertadores en 1977 y 1978 y el Torneo Metropolitano de 1981. Con toda su experiencia, el exarquero del Xeneize analizó la situación que atraviesa Sergio Romero ahora mismo y expresó su postura, con una advertencia: «Con la rodilla mal no puede atajar».

En primer lugar, el «Pantera» destacó el trabajo que está haciendo Agustín Rossi y su rendimiento en la actualidad. «En su momento me llamaron de no se qué radio porque había andado mal en algún partido. Me preguntaban qué le pasaba. Les dije, ‘miren muchachos, que yo sepa, no vivo con él, no sé qué le pasa. Podés atajar bien, mal o regular. Resulta que lo criticaban a morir y ahora es el Maradona del arco», dijo.

«Chiquito Romero y Rossi son dos buenos arqueros. Romero jugó en el fútbol inglés y no en un country. Desconozco qué pasó con Rossi. Pueden atajar los dos, ja», sostuvo Rodríguez. Y agregó: «Rossi es muy rápido. Los penales tienen un factor de suerte. Romero con la rodilla mal no puede atajar. No se puede jugar directamente, no te podés tirar. Ni con un dolor de muela podés jugar, olvidate».

La situación de Romero

Alejandro Santillán, entrenador personal de Sergio Romero, aclaró esta semana que el arquero se encuentra en condiciones de jugar. «Romero es un gran profesional. Hicimos una buena previa antes de que llegue a Boca. Entrenamos desde el 25 de junio en el Tita Mattiussi, cuando tuvo el alta médica. La rodilla respondió muy bien. Entrenamos ese día que firmó con Boca y estaba óptimo. Tuvimos 30 entrenamientos bárbaros», afirmó.

«Sergio nunca se quejó de la exigencia de los entrenamientos. Sí se ponía hielo por precaución, pero lo hacía en las dos rodillas. Más allá de los entrenamientos, Sergio es un arquero de partidos. Ahí se transforma. Si lo ponen el domingo, va a rendir muy bien», manifestó Santillán. «Charlamos todos los días. Está feliz por el lugar al que llegó, me cuenta que está cómodo con los compañeros, con el club, con el día a día. Físicamente está bárbaro», cerró.