Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Marcelo Gallardo

DEPORTES

Insólito: inventaron una frase de Gallardo que hasta Marcos Rojo respondió

Se hizo viral una frase del entrenador de River que en realidad nunca dijo y que incluso provocó una reacción de parte del capitán de Boca.

En el día de ayer Marcos Rojo y Martín Payero, dos de los más destacados de Boca en el Superclásico, brindaron una conferencia de prensa dando sus sensaciones de la victoria ante River. Hubo una pregunta hacia el defensor que llamó mucho la atención, ya que allí se dijo una frase de Marcelo Gallardo en realidad nunca dijo.

¿Qué fue lo que pasó? Juan Fernández, periodista de Radio La Red, tomó el micrófono y le realizó a Rojo una consulta llamativa. “Después del partido, Gallardo hablo de su equipo, hizo una autocrítica, pero le preguntaron por Boca también. Y él dijo que para él, Boca pegó demasiado. Dijo, de hecho, que tuvo seis amonestados y un expulsado. ¿Coincidís con esto? ¿Creés que se pegó?¿ O fue una excusa que metió? ¿Te molesta que dijo esto?”, expresó.

En ese momento el zaguero de Boca respondió: “No me molesta. Los clásicos son así. Se mete demás. Yo hice tres fouls. Tampoco hicimos tantos foules. Si bien cortamos un poco, fueron tácticos, ni juego agresivo o cosas raras. Ellos jugaban de esta forma y estaba todo bien, se festejaba. Y ahora que lo hicimos un poco nosotros, por ahí molesta”, sentenció.

El caso es que en realidad Gallardo nunca se quejó del juego brusco de Boca. Todo se originó en una fake news de redes sociales donde se inventó un textual del Muñeco y rápidamente se viralizó. “Boca pegó mucho y no nos dejó hacer nuestro juego. Por algo tuvieron seis amarillas y una roja. Se complica cuando el rival juega a otra cosa”, fue la supuesta declaración.

El viral se hizo tan grande que hasta Juan Fernández se equivocó al pensar que esos dichos de Gallardo fueron reales, lo que deja también a las claras el error a la hora de no chequear si la declaración había sido cierta. Para colmo todo terminó con una chicana de Rojo basado en una frase que nunca salió de la boca del entrenador de River.