Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Marcos Rojo
Marcos Rojo, defensor de Boca

BOCA JUNIORS

La promesa de Marcos Rojo si Boca sale campeón: «No me importa nada»

El defensor y capitán del conjunto azul y oro quiere que el Xeneize sume otra vuelta olímpica.

<

Llegó a principios del 2021 y, a estas alturas, Marcos Rojo ya es uno de los referentes del plantel de Boca. El zaguero central no solo es uno de los líderes dentro del campo de juego sino que también es el capitán y uno de los jugadores importantes en el vestuario. Comprometido con el club de la Ribera y con los objetivos de todo el grupo, el jugador se animó con una promesa si se da el campeonato: «No me importa nada».

«La primera vez que Román me mandó mensaje para decirme que quería que yo fuera a Boca, no lo podía creer. Yo estaba muy emocionado. Boca es el equipo más grande de Argentina y también de Sudamérica. Es lo más grande que hay en el continente», confesó el futbolista sobre su ciclo en el Xeneize. Y ahí tiró: «Si Boca sale campeón, me tiño todo el pelo de blanco o amarillo. No me importa nada«.

«Siempre fui hincha de Boca. Mi papá es enfermo de Boca. Mi papá me cuenta que yo tenía una camiseta de Boca que no me la sacaba nunca, que la tenía todo el día puesta», contó también Marcos. «Tengo muchos recuerdos con mi papá viendo los partidos de Copas Libertadores de Boca en los 90. Después, de los 10 años a los 20 estuve en Estudiantes, iba a verlo porque entrábamos gratis, y un poco la pasión se pierde», agregó.

Más de Marcos Rojo

En una entrevista con la periodista Lucila Rossi, Marcos Rojo dio algunos detalles más que reflejan su pasión por Boca. «La primera vez que vine a la Bombonera, fue en la Reserva de Estudiantes. Pero la primera vez que lo vi fue en Estudiantes, mi tía me llevó a ver Estudiantes-Boca, pero a la tribuna de Boca», contó. Al igual que él, toda su familia es de Boca y eso fue especial cuando se dio este paso.

«Mi papá estaba como loco cuando le conté que estaba hablando con Román para venir a Boca. Él ya se imaginaba todo, que iba a estar en la tribuna», contó el zaguero central. «Estuvo en el campo de juego cuando ganamos la Copa Argentina. Nos abrazamos y dimos la vuelta olímpica juntos. Fue un momento muy lindo», reveló. Ahora Rojo y toda su familia esperan que el 2022 se cierre con otro título.