Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Marcos Rojo
Rojo, defensor de Boca.

BOCA JUNIORS

Marcos Rojo explicó por qué Boca no salió al campo de juego junto a River en el Superclásico

La imagen llamó la atención y el capitán del Xeneize argumentó el motivo de su decisión en La Bombonera.

<

El Superclásico entre Boca y River en La Bombonera tuvo una imagen rara justo antes de arrancar. Los equipos salieron al campo de juego del Estadio Alberto J. Armando y la idea era que sea en conjunto. Pero, cuando el Millonario se acercó al túnel del local, todo el Xeneize corrió hacia el centro de la cancha y el protocolo se rompió. Marcos Rojo, el capitán, explicó el motivo de su decisión.

«La verdad que no fue consensuado, hice todo mal, ja. La emoción, la ansiedad de jugar el partido. En el vestuario estábamos todos muy eufóricos, todos hablaban, todos gritaban, hace tiempo que no estábamos así. Las ganas nos llevaron«, dijo. Y agregó: «Salgo del túnel y siempre está el arquito cerca, esta vez no lo vi. Estaba lejos, y me mandé. Llego al sorteo, viene Pinola que me da el banderín y yo me había olvidado el banderín en el vestuario. Hice todo mal. Creo que se dio, las ganas de salir y querer jugar».

En conferencia de prensa, el defensor analizó el juego del domingo: «Creo que no se sintieron cómodos en ningún momento, era el partido que habíamos pensado y charlado, que no se sientan cómodos, no dejarlos jugar, hacer lo que nos hacían ellos, cortar todo el tiempo el juego». «Ellos presionaban alto y si no podían, te cortaban. La actitud con la que encaramos el partido fue la diferencia», cerró.

Más de Marcos Rojo

Por otro lado, Marcos Rojo le respondió a Marcelo Gallardo por las declaraciones que dio luego del partido, donde acusó a Boca de ser agresivo por demás. «No me molesta que Gallardo diga que pegamos mucho. Los clásicos son así, se mete un poco más. No hubo juego agresivo: yo hice tres faltas nomás. Ellos siempre juegan así, cortan el juego, pero ahora que lo hicimos nosotros, les molesta», indicó.

«En mi cabeza jugó mucho el hecho de saber que estaba nuestra gente. Fue mi primer clásico con público, estaba ansioso. Por suerte pudimos ganarlo y regalarles una alegría», sostuvo Rojo. «No es lindo terminar expulsado, pero se dio así. La ansiedad me estaba comiendo en el final. Por suerte, pude festejar con todos mis compañeros adentro de la cancha, ni llegué al túnel», sentenció.