Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gimnasia y Esgrima de La Plata

DEPORTES

La denuncia de los familiares de César Regueiro: «Lo mató la represión policial»

Los familiares de la víctima responsabilizan a la policía y denuncia una mano negra detrás de los hechos.

Lo que debía haber sido un partido clave para la definición de la Liga Profesional, se transformó en una tragedia. Porque un hincha de Gimnasia y Esgrima de La Plata perdió la vida cuando intentaba escapar de los gases lacrimógenos y los balazos de goma. «Lo mató la represión policial», expresó el hermano de la víctima. Y denunció que hubo una «mano negra» involucrada en los hechos.

Los acontecimientos señalan que se produjo un considerable ingreso de personas sin tickets y esto provocó que el estadio se llenase a casi una hora del partido. Por lo tanto, los fanáticos que habían comprado sus localidades buscaron alternativas para hacer uso del lugar que les correspondía. Lo cual llevó a que la policía decidiera reprimir para dispersar a la multitud.

Al quedar todo el estadio cubierto por gas lacrimógeno, los presentes en las tribunas buscaron salir a la calle para encontrar aire. Pero se toparon con una balacera originada por las fuerzas policiales. Allí fue donde César Regueiro perdió la vida. «Lo mató la represión policial. No es un tema de inseguridad, fue a ver un partido de fútbol como toda la gente que fue a la cancha. A él y a las 25 mil personas las agredió la policía de la Provincia de Buenos Aires», manifestó Oscar, hermano de la víctima, en TyC Sports.

«¿Por qué no abrieron las puertas cuando la gente pedía salir porque se estaban muriendo ahogados? A mi sobrina se le murió mi hermano en brazos, con los nietos al lado. Me dijo ‘mi papá se desplomó». Cuando le estaban haciendo RCP, la policía tiraba los gases al lado se donde estaba mi hermano», agregó. Las consecuencias inmediatas señalan que la provincia de Buenos Aires apartó al jefe del operativo por los incidentes.

«Mano negra»

Por otro lado, Oscar Regueiro denunció que se produjeron una serie de acontecimientos extraños y puso en duda el origen de los incidentes. «Esto no fue una casualidad, fue una causalidad. Esto fue preparado, fue hecho por una mano negra y hay que investigarlo. Que den gracias que sólo pagó mi hermano, porque pudo haber sido una tragedia», señaló.