Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gran Hermano

ESPECTÁCULO

Un participante de ‘Gran Hermano’ no pudo contener las lágrimas al contar su historia de vida

Apenas comenzó el reality de convivencia, uno de los participantes se ganó el cariño del público.

Sin lugar a dudas, ‘Gran Hermano‘ era uno de los programas más esperados por los espectadores. Luego de mucha espera, el lunes comenzó una nueva emisión en la pantalla de Telefe, y los espectadores pudieron conocer a los 18 participantes. A medida que fueron pasando las horas, se pudieron ir conociendo más detalles, y Thiago Medina no pudo contener las lágrimas al contar su historia de vida.

Apenas se conocieron a los participantes, los espectadores demostraron su cariño y apoyo a Thiago Medina. Esto tiene que ver con que, al presentarse, compartió brevemente su historia de vida, y conmovió a todos. «Mi mamá me dijo, antes de morir, vergüenza tenés si salís a robar. Y le hice caso. Yo nunca salí a robar, nunca, nunca… Quedamos nosotros dándole para adelante», compartió el joven de González Catán.

Además, dio detalles de su día a día, y del trabajo que lleva adelante: «Trabajo en el Mercado Central, armo, reposito, carreteo o lo que me den para hacer. Y cuando no trabajo en el mercado central, agarro el carrito y salgo a juntar cartón para hacer mi moneda y poder llevar plata para mi casa. A mí de chico me enseñaron a dar la cara y nunca la espalda».

Sin embargo, esto no quedó ahí, ya que, a lo largo del día, Thiago conversó con diferentes compañeros, y decidió contar su historia de vida en mayor detalle. Charlando con María Laura, contó que son 10 hermanos, cinco varones y cinco mujeres, pero que en su casa viven 6, ya que otros se fueron a vivir con sus parejas. «Yo no hago quilomb… ni nada de eso, a mí me gusta hacer amigos, nada de pelear. Yo soy muy sentimental», expresó el participante.

Luego, charlando con Maxi, le mostró una foto de su familia y, sin poder contener las lágrimas, compartió: «Ella es mi melliza… Y ella mi hermanita más chiquita, que cuando mi mamá falleció tenía dos meses de vida. Antes de venirme acá la vi y me pone re contento». A lo que su compañero le comentó que «ellos siempre están presentes igual».

«Es una re oportunidad esta, una vida para mis hermanos, una casita linda me gustaría hacerles», expresó entre lágrimas Thiago. Entonces, comentó: «¿Quién iba a pesar que estoy acá y hace dos semanas estaba juntando cartón, trabajando en el mercado? Matándome por unos pesos, y ahora mirá, estoy acá. Tengo miedo de mañana despertarme y que sea un sueño».