Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Hugo Ibarra Boca
Fuente: @BocaJrsOficial

BOCA JUNIORS

Confirmado: Boca resolvió el futuro de Ibarra para 2023

Ya se produjo la reunión más importante entre los integrantes del Consejo de fútbol Xeneize y el DT para delimitar todos los detalles de su próximo contrato.

Hugo Ibarra continuará siendo el entrenador de Boca en 2023. Ya se produjo la reunión más importante entre los integrantes del Consejo de fútbol Xeneize y el DT para delimitar todos los detalles de su próximo contrato. El actual vínculo vence el 31 de diciembre de este año. Solo resta que el club de la Ribera comunique oficialmente la noticia.

Todo parece indicar que el 6 de enero del próximo año, Boca comenzará la pretemporada con Hugo Ibarra al mando del plantel. Sin dudas, el Negro sera la gran apuesta de la dirigencia de cara a una nueva edición de la Copa Libertadores. Un dato no menor es que el 2023 es un año de elecciones para el Xeneize y sin dudas el desempeño del equipo en la competencia continental puede ser utilizado políticamente por los partidos políticos.

La declaración de Juan Román Riquelme sobre el entrenador

Luego de la obtención de la Liga Profesional 2022 y en la antesala de la semifinal de Copa Argentina que el Xeneize perdió con Patronato, posterior campeón, Román se refirió a la continuidad de Ibarra. «Tiene chances de seguir. Estamos muy contentos con él y con su cuerpo técnico (Roberto Pompei y Leandro Gracián)», expresó el ídolo de Boca en diálogo con Radio La Red.

Hugo Ibarra como DT de Boca

Tras haber dirigido a la Reserva, el Negro llegó al mando de la Primera Xeneize en julio para apagar el fuego que dejó la polémica salida de Sebastián Battaglia luego de la dura eliminación en Copa Libertadores. Desde su asunción conquistó la Liga Profesional de Fútbol, quedó eliminado en semifinales de la Copa Argentina y cayó en la final del Trofeo de Campeones ante Racing.

En total dirigió 25 compromisos, con 15 victorias, 5 empates y 5 derrotas. Durante este periodo Boca marcó 26 goles y recibió 20. Sin embargo, a pesar de la buena estadística, los dos factores que más se destacan en lo que va de su paso son: «La mística» con la que el equipo resuelve los partidos, esto en relación a la historia y el estilo de juego Xeneize y su capacidad para elegir juveniles con potencial para sumar minutos.