Connect with us

Hola, qué estás buscando?

ESPECTÁCULO

Analía Franchín los fuertes rituales que lleva adelante: «El cementerio»

La panelista que trabaja junto a Georgina Barbarossa en Telefe, dejó a todos con la boca abierta.

Muy fuerte es todo lo que ha ocurrido en los últimos días en relación a la experiencia paranormal que vivenció Jimena Barón, una de las artistas más populares de nuestro país. Y es que la cantante asegura que tocaron su espalda cuando estaba en la casa de una amiga, y cuando se dio vuelta no había nadie. Ahora, fue Analía Franchín quien se manifestó al respecto.

Esto sucedió en “A la Barbarossa”, el programa que lleva adelante Georgina Barbarossa a través de la pantalla de Telefe. Allí, se encargó de revelar los rituales que lleva adelante. “Tengo miles de supersticiones. Pero la más fuerte: no respiro cuando paso por una casa velatoria y/o cementerio”, comenzó asegurando.

Es muy complicado cuando tenés que atravesar el cementerio de la Chacarita, que es tan largo. No puedo. En el auto pongo el aire acondicionado y pongo el C, anulo el aire que llega de afuera. Si tengo que ir a un servicio fúnebre en un cementerio, cuando llego a mi casa me hago un lavado nasal, con agua y sal para limpiar la energía y lavo los zapatos o lo que sea. Para no aspirarme la energía del muerto. Como me la aspiré, me la tengo que limpiar«, comentó Analía Franchín.

El relato de Jimena Barón

“No se ve nada en el video (cámara de seguridad en la casa de mi amiga que le pedí chequear después) más que mi sobresalto porque juro me tocaron la espalda fuerte, de hecho, pensé que era Matías haciéndome una joda. Tienen razón, veo unos dedos en mi hombro y una silueta como de niño atrás”, sostuvo la ex de Daniel Osvaldo.

Horas después, contó cómo había pasado la noche. “Dormí mal, tuve pesadillas porque estaba obviamente muy sugestionada y asustada. No sé qué más contarles que lo que les mostré ayer. Limpié la casa, pedí protección y estar tranquila. Si alguien tiene información que pueda servirme los leo. Torino estuvo un rato largo al revés de cómo se pone siempre, y despierto mirando para mi lado. Recién cuando yo me logré dormir lo sentí darse vuelta y dormirse”, sostuvo.

“Son esas cosas que si no te pasan no lo terminas de creer y si te pasan no te queda otra que creer y tratar de no tener miedo. La noche me cuesta porque siempre fui miedosa de estas cosas. Espero que pase el susto y ya”, sentenció.

Analía Franchín
Analía Franchín