Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Boca
Un protagonista habló de Boca.

BOCA JUNIORS

Jugó en Boca y se confiesa: «Iba a entrenar sin dormir»

Uno de los goleadores de la Liga Profesional reflexionó sobre su paso por el Xeneize.

Mauro Boselli participó de una extensa entrevista en la que recordó sus inicios en Boca. El delantero de 37 años atraviesa un gran presente como goleador de Estudiantes, club que se encuentra en la quinta posición de la tabla de la Liga Profesional 2023 y pelea por un lugar en la próxima edición de la Copa Conmebol Libertadores.

«Boca es Boca… Lo que hablan del Mundo Boca, es verdad. Es un mundo diferente a otros equipos. Es una realidad. A mí me tocó estar de muy chiquito, de joven», expresó el atacante del Pincha en una nota con Infobae. «Yo soy un pibe al que nunca le gustó el alcohol, nunca fumé, siempre me cuidé en descansar bien, comer bien. No tenía esos problemas. Pero vas a un boliche y tenés diez mujeres a tu alrededor que quieren estar con vos. Viene gente y te dice ‘esto es para vos’, te regalan cosas. Lo que fuese. Si no te acomodas y estás realmente centrado, te podés pasar para el otro lado«, agregó.

«Todo se magnifica. Hacés un gol y es lo mismo que hacer diez goles en Estudiantes. Te la pongo a la inversa: el gol de tijera que hice en la Bombonera el otro día, si me cambiás la camiseta y hago el gol para Boca, hace una semana que todavía están hablando de ese gol. Es así, lo bueno y lo malo«, afirmó el goleador del León de La Plata.

«Les hablo a los chicos del lado que me pasó: ‘No hagas esto porque no te conviene’. Desde ponerle cara de culo al técnico porque no te pone hasta dejar de entrenar bien. A salir de joda y venir sin dormir… Todas esas cosas no son beneficiosas y las hice. A veces no jugaba en Boca e iba sin dormir a entrenar. No mamado, porque gracias a Dios no tomaba, pero sí iba sin dormir, cansado», reveló el ganador de la Copa Sudamericana 2004 y 2007 con la camiseta azul y oro.

Por último, Boselli sentenció: «Te lleva si no lo sabés manejar. No era todos los días, pero de vez en cuando. Hoy les diría a los pibes que no lo hagan, no sirve, tenés tiempo para todo. No es el momento. Es el tiempo de entrenar. Todos los consejos trató de trasladárselos a los más chicos. A los que no están jugando y al que está brillando, que trato de decirle ‘tranquilo que todavía no pasó nada‘».