Cinco tipos de activos en los que invertir de los que ni siquiera has oído hablar

El mundo de la inversión cambia a cada poco, sobre todo ahora que los cambios tecnológicos son tan repentinos y que miles de nuevos inversores tienen la oportunidad de operar en estos mercados de la mano de las plataformas de trading online. Hace 15 años eran pocos los que podían operar sobre divisas de toda la vida, mientras que hoy en día cualquiera puede en […]
<a href="https://elintransigente.com/economia/2019/05/15/cinco-tipos-de-activos-en-los-que-invertir-de-los-que-ni-siquiera-has-oido-hablar/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-15T11:43:08-03:00">mayo 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-15T11:43:09-03:00">mayo 15, 2019</time></a>

El mundo de la inversión cambia a cada poco, sobre todo ahora que los cambios tecnológicos son tan repentinos y que miles de nuevos inversores tienen la oportunidad de operar en estos mercados de la mano de las plataformas de trading online. Hace 15 años eran pocos los que podían operar sobre divisas de toda la vida, mientras que hoy en día cualquiera puede en unos cuantos clicks  comprar Ethereum, una de las principales alternativas al Bitcoin. Así de grandes han sido los cambios en estas últimas décadas.

En este artículo vamos a analizar algunos de los activos que, probablemente, por la velocidad del mundo actual, ni siquiera te ha dado tiempo a conocer.

Altcoins

Se conoce con el nombre de altcoins a todas aquellas criptomonedas que no son el Bitcoin. Creada por el curioso y desconocido personaje que se esconde tras el nombre de Satoshi Nakamoto, el BTC fue la primera criptomoneda de la historia y, desde entonces, también es la más conocida. Sin embargo, existen otras alternativas.

En la actualidad se puede operar en cientos de criptomonedas diferentes, muchas de ellas con una gran reputación y perspectivas de futuro, como puede ser el caso del Ethereum, Ripple, Bitcoin Cash o Dash. Algunas de ellas han nacido como forks (una especie de escisión del Bitcoin) y otras como proyectos independientes, pero todas cuentan con un mismo objetivo: desbancar al BTC del liderato en el sector.

Petróleo de calefacción

Aunque pueda parecer extraño, uno de los activos más habituales en las listas de materias primas es el petróleo de calefacción, el heating oil. Consumido sobre todo en los países más septentrionales del hemisferio norte, el valor de este activo está —como es lógico— muy ligado al valor de los dos barriles referencia del mercado mundial: el de Brent y el WTI (Western Texas Intermediate).

Para operar sobre el precio del heating oil, lo más habitual suele ser hacerlo mediante productos financieros derivados como los CFDs o los contratos de futuros. Eso sí, siempre hay que tener en cuenta que estos son productos apalancados y que cuentan con un enorme riesgo financiero.

ETFs

Las siglas de ETF responden a Exchange Traded Fund y, en español, se suelen conocer como fondos cotizados. Estos son instituciones de inversión colectiva con el objetivo de reproducir un índice a la hora de invertir. Es decir, que al invertir en uno de ellos, el trader está operando sobre el global de los activos que forman parte del índice en cuestión, ya sea el Ibex 35 o el NASDAQ 100.

Ofrecen una gran liquidez, así como la posibilidad de diversificar y crear buenas opciones financieras de cobertura.

Empresas de cannabis

Canopy Growth, Aurora Cannabis o Cannabis Sativa son solo algunas de las empresas que han aparecido con fuerza desde el año 2018 en el mundo del mercado del cannabis. De hecho, tal ha sido la potencia de su irrupción que hasta el sector cuenta con su propio índice bursátil: el North American Marijuana Index, donde se agrupan todas las firmas del ámbito del cannabis.

Esta proliferación del mercado empresarial de la marihuana viene dada, sobre todo, por la oleada de legalizaciones en diversos puntos del globo durante los últimos años. Solo en Estados Unidos, lugares como California, Oregón, Washington o Colorado ya han legalizado el uso recreativo de esta planta, así como muchos otros han regularizado su uso médico. Esta tendencia solo puede ir a más.

Divisas exóticas

En el Forex o mercado de divisas se puede operar con cualquier moneda internacional que uno se pueda imaginar y, por lo tanto, aquí entran en liza numerosos activos de los que podemos no haber escuchado su nombre en la vida. Son las divisas exóticas, aquellas que no forman parte del selecto grupo liderado por el dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina y el yen japonés.

El inconveniente o el punto a favor de estas monedas es que suelen estar ligadas a economías y gobiernos con mucha menor estabilidad de la que ofrecen las principales economías mundiales. Así pues, su volatilidad puede ser gigantescas y ofrecer tanto beneficios como pérdidas profundas. ¿Merece la pena arriesgarse? Eso depende de ti.